Maravillas de la Web: Un blog saludable

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Compartir imágenes en blogs y redes sociales se ha convertido en una práctica cotidiana. - Unsplash

Igual que el físico del atleta veloz y ágil, mantener saludable un blog en las redes sociales requiere disciplina, rigor y constancia.

La enormidad de la Web y su constante actualización obliga al bloguero a renovar sus contenidos con mucha frecuencia y hacerle constante liposucción para eliminar los textos, fotos o videos ya obsoletos. El secreto de un blog exitoso es simple: mantenerlo siempre fresco como una lechuga.

TE RECOMENDAMOS: Falsos amigos en Facebook

Los expertos estiman que cada día entran a la Internet sobre 250 millones de personas a buscar algún tipo de datos, otras personas, servicios o productos. Un 85% de esta búsqueda se hace a través de los "search engines" o rastreadores de datos, los cuales se han multiplicado como conejos en el ciberespacio.

Dada su utilidad e uso intenso, los buscadores de datos son hoy por hoy, la principal herramienta para llevar visitantes a sus páginas. Dos razones impulsan esta dinámica cibernética: globalidad de la gran red y los bajos de mantener una bitácora personal o blog. Los mismos buscadores y navegadores (browsers) son de uso gratis.

GLOBAL

Es decir, no hay realmente un blog de tema local. Una vez se coloca una página en la Web, se internacionaliza de inmediato. Personas de todos los continentes y las islas a escala global pueden entrar a leer el blog desde todas las zonas de tiempo del planeta. La Internet y la Web son dos universos distintos. La Internet es la parte física, la infraestructura, computadores, routers, servers, cables, etc., todo lo interconectado por líneas telefónicas, satélites, medios inalámbricos y fibras ópticas. Por dar un cifra aproximada, debe haber más de mil millones de computadoras interconectadas y activas en esta enorme trama digital planetaria.

La Web, en cambio, es el gran universo de datos como los que hay en los blogs, y que residen en los millones de servidores interconectados por la telaraña de la Internet. Estos datos, en formato digital, están a su vez interconectados unos con otros por una pega que se llama hiperenlace. Todo esto último conforma lo que llamamos la gran nube electrónica.

MAGIA DEL BUCADOR

Es importante entender cómo funciona esta tecnología de búsqueda, su efectividad, quiénes la utilizan y cuáles ventajas ofrecen al bloguero.

En esencia, la dinámica de todo lo que hay dentro de la Internet, y su engendro la Web, es la conectividad. Todos los documentos tiene que estar conectados unos con otros, lo que facilita su ubicación rápida en la enorme trama. El secreto es colocar en las primeras páginas del blog palabras claves que definan el tema de su contenido. Si es un blog sobre viajes, pues coloque en las páginas iniciales palabras en inglés o español sobre turismo, aventura, aviones, pasajeros, geografía, etc. De este modelos buscadores localizan tu contenido con suma rapidez. Eso se llama optimizar los contenidos para ayudar a los buscadores y navegadores e localizar su blog de inmediato en la enorme trama.

MANTECA DIGITAL

La Red se pone cada vez más densa. La interminable expansión de infraestructura y data en la Web ha tenido sus efectos en el tráfico hacia los blogs. Los estimados es que desde el 2000 hacia acá, la velocidad de “acceder” a una página de blog digital se ha reducido en un 22%.

SI TE INTERESA: 3 claves para entender lo nuevo de Gmail

La razón es que muchas de estás páginas están sobrecargadas de multimedia. Es decir, videos, fotos de alta resolución, animaciones, sonidos y foto-galerías, casi siempre con el fin de atraer visitantes noveleros, en algún momento dado. Por tanto, al igual que el atleta se ejercita para mantenerse peso y ágil, los blogs hay que limpiarle con frecuencia la grasa de los contenidos que ya no son necesarios. Y sobre todo, sustituir con contenidos frescos, vibrantes y a actualizados.

La misión es garantizar que las páginas de un portal estén al día, sean fáciles para navegar, ágiles para leer y accesibles a los buscadores y navegadores.

Esta columna expresa solo el punto de vista de su autor. Rafael Matos es periodista y profesor de multimedios. Puedes contactarlo a través de [email protected].

TAMBIÉN LEE:

Maravillas de la Web: Lugares sin temblor

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Maravillas de la Web: Coronavirus y la Internet

Lea la columna del profesor Rafael Matos