Normando Valentín: “Soy un abuelo joven y chulito”

El reportero ancla de Noticentro (Wapa TV) conversó con ActivoPR sobre su recién estrenado rol como abuelo.

Foto por Dennis A. Jones

Normando Valentín no ve la hora de poder llevar a su nieta Amaia Valentín Cruz a jugar al parque y a pasear cuando esté más grande, mientras disfruta en primera fila la crianza y el desarrollo de la niña, fruto del amor de su hijo Normando Antonio y su esposa Blanca Cruz.

“La palabra abuelo es una palabra bien cool, y confieso que estoy loco que Amaia ya hablé para que me pueda decir abuelo o abu, lo que le salga. Esta ha sido una experiencia bien cool, toda una aventura. Apenas estoy estrenándome y esa nena se porta espectacular”, dijo emocionado en entrevista con ActivoPR.

Y ciertamente a este abuelito “joven y chulito” como se describe, le brillan los ojos cada vez que habla de su nieta y de sus hijos.

“Mi nieta es bella y preciosa. De verdad que es un feeling bien chévere. Tengo mucha curiosidad de cómo será ella cuando hable, camine y esté haciendo otras cositas. Estoy loco de llevarla al parque”, relató, quien conserva una caja donde se anunciaba que sería abuelo.

El primer pensamiento que le llegó a la mente cuando se enteró de que su hijo le daría un nieto fue “yo no parezco un abuelo”.

Normando tiene 52 años y siente que el hecho de ser “un abuelo joven” le permitirá disfrutar muchas etapas de la vida de sus hijos y nietos, incluso ya piensa que podrá conocer a los bisnietos.

“Esos son los beneficios de convertirse en padre joven. Yo a los 23 años ya era papá de Normando, y que bueno porque voy a tener la energía para disfrutar a la nieta y verla crecer”, expuso el ancla de Noticentro Wapa TV.

En términos de la crianza, compartió que aconseja a su hijo “sobre los errores que uno comete en el matrimonio”.

“Lamentablemente vengo de un divorcio, estoy en mi segundo matrimonio y uno siempre trata de evitar que los hijos cometan los mismos errores que sus padres. Por eso siempre le digo que tenga mucha paciencia, comprensión, tolerancia y que guarde silencio porque para pelear se necesitan dos. Sobre todo conversamos sobre los retos de la paternidad porque los niños son una caja de sorpresas y te cambian tu mundo…”, compartió.

La menor de la casa Génesis, hija de Normando con su actual esposa Glenda Berio, también está feliz con la llegada de la niña. “Génesis se quiere apoderar de Amaia”, bromeó.

Curiosamente el nombre de Amaia, lo había escuchado antes en una de las tantas conversaciones que tuvo con su fallecida amiga y compañera, Keylla Hernández.

Keyllita le dijo a Normando que guardaba la ilusión de algún día tener una niña, a quien nombraría Amaia.

“Ella siempre pensó en ese nombre y cuando hablamos del nombre para la niña, mi nuera me dijo que había pensado en Amaia. Le hice el relato de las conversaciones con Keylla y ella decidió que ese sería el nombre para la niña. A veces el universo y Dios escribe recto en renglones torcidos. Esa es la historia”, puntualizó.