La nación puertorriqueña celebra a Jasmine

Por: José López de Conociendo a Puerto Rico

Recientemente Jasmine Camacho Quinn cumplió 25 años. Ella saltó en Tokio las vallas de la adversidad para exaltar su puertorriqueñidad. Consiguientemente, la nación puertorriqueña celebra con mayor pasión y orgullo el oro de su nacionalidad.

En su recibimiento, unos pleneros cantaron “Yo soy boricua, pa’ que tú lo sepas” honrando su puertorriqueñidad. Luego, en la caravana olímpica, Miguel Quinn, el hermano de Jasmine, comenzó a grabar un vídeo en que él se oye cantando “¡Qué bonita bandera, qué bonita bandera, qué bonita bandera es la bandera puertorriqueña!”

En su vídeo de Instagram, Miguel sale bebiendo una cerveza Medalla, exhibiendo sus zapatillas que lucían la bandera puertorriqueña y gritando “¡Eso, wepa, wepa!”, “Yo soy boricua pa’ que tú lo sepas,” y “¡Puñ…!”

A lo largo de la patriótica caravana, la celebración de la identidad puertorriqueña se vio en miles y miles de personas agitando banderas monoestrelladas, vistiendo camisetas y gorras de Puerto Rico y luciendo la flor de maga, (flor nacional del archipiélago borinqueño).

Por razones obvias, el resto de las naciones del mundo estuvo ajeno a la celebración de la puertorriqueñidad de Jasmine. Por ejemplo, Lindsey Graham, siendo senador de Carolina del Sur, (estado en donde Jasmine nació y se crio), ignoró por completo a la boricua en su cuenta de Twitter y elogió con orgullo a Sunisa Lee, quien nació en Minnesota y ganó medalla de oro para la nación estadounidense.

A diferencia de Jasmine, Sunisa escogió representar a la república de Estados Unidos, en vez de la nación de su madre, quien nació en el país asiático de Laos. Puesto que el legislador federal no goza del privilegio de ser puertorriqueño, se sobrentiende su indiferencia hacia Jasmine y su preferencia por Sunisa.

En contraste con la indiferencia que tuvo el senador estadounidense con Jasmine, la Cámara de Representantes de Puerto Rico convocó el miércoles pasado una sesión especial para honrar a la “Flor de Maga.” En el protocolo de la llamada “Sesión de Oro” se entonaron dos himnos nacionales.

Entre los 15 a 18 minutos del vídeo legislativo se observa que Jasmine, su madre y dos hermanos llevaron sus manos al corazón solo cuando se tocó “La Borinqueña.” Luego, líderes de todos los partidos de Puerto Rico se unieron en el hemiciclo para homenajear a Jasmine por la excelencia de su puertorriqueñidad y dignidad.

¡Feliz cumpleaños Jasmine Camacho Quinn!

La foto es una cortesía de Esteban Morales Neris.