"Han despreciado mi puertorriqueñidad porque nací afuera"

Los sociólogos, sicólogos y pedagogos enseñan que la identidad individual y nacional nacen y se desarrollan por la educación de los valores patrióticos y culturales.

Para el caricaturista Wilfred Vázquez Torres, quien dibujó esta caricatura, la atleta Jasmine Camacho-Quinn saltó la valla de la adversidad para demostrar su puertorriqueñidad.

“Yo nací en Connecticut y allá muchos despreciaron mi puertorriqueñidad.  A los 18 años me mudé pa’ Puerto Rico y aquí hay quienes han despreciado mi puertorriqueñidad porque nací afuera.  Por eso, yo me identifico con Jasmine Camacho-Quinn.  En mi arte ella salta la valla de la adversidad para demostrar su puertorriqueñidad”, dijo Vázquez Torres a Conociendo a Puerto Rico.

“Muchos creen que la puertorriqueñidad se determina por la geografía y la biología, o sea por el lugar en donde uno nace y los genes de sus padres.  Eso no es cierto”, afirmó el retirado de 62 años.

“Hay puertorriqueños que nacen en el extranjero que son más puertorriqueños que los que nacen aquí.  También sé de personas que nacen y viven en Puerto Rico y que se sienten de otra nacionalidad”, indicó el residente de Aguada.

“Además, biológicamente no existe un gen o ADN puertorriqueño.  Un matrimonio chino puede adoptar un bebé nacido de padres puertorriqueños y llevárselo pa’ la China.  Cuando el bebé crezca allá no va a tener apetito por los pasteles, el mofongo y la alcapurria.  Tampoco va a hablar español, bailar salsa, ni bomba y plena.  Sin tener los ojos achinaos, ese niño va a ser de nacionalidad china en su lenguaje, cultura e identidad y amará la patria y la bandera china”, razonó el también cuatrista.

Los sociólogos, sicólogos y pedagogos enseñan que la identidad individual y nacional nacen y se desarrollan por la educación de los valores patrióticos y culturales que se inculcan y siembran en el alma, el corazón y la conciencia de una persona de suerte que echan raíces profundas para que esta pueda decir con orgullo y seguridad “Yo soy boricua pa’ que tú lo sepas”.

La poetisa María “Mariposa” Fernández concuerda con lo antes dicho.  Habiendo nacido y vivido toda su vida en Nueva York, la puertorriqueña expresó en una poesía: “Yo no nací en Puerto Rico, pero Puerto Rico nació en mí”.

“Tony Croatto es el mejor ejemplo de lo que digo.  Croatto nació en Italia y de padres italianos y murió siendo más puertorriqueño que muchos que han nacido y vivido toda su vida en Puerto Rico.  La puertorriqueñidad se adquiere por la educación”, dijo el exmaestro de artes visuales.

“Por eso, es muy importante educar a nuestros hijos e inculcar en ellos el amor y celo por nuestra patria, nuestra bandera nacional, enseñarles español, nuestros patriotas, nuestra historia, tradiciones, artes, literatura, geografía y sin limitarnos a una cultura de alcapurrias y cuchifritos.  Nuestra nacionalidad puertorriqueña es muy rica, noble, digna, bella, extensa y cuenta con sobre cinco siglos de existencia y resistencia.  Aunque nacimos en el extranjero, de esa nacionalidad somos Jasmine Camacho-Quinn y yo”, concluyó Vázquez Torres.

Autor: José López, Administrador de Conociendo a Puerto Rico