Nuevos destinos luego del encierro

Muchos consideran que las videollamadas continuarán siendo una herramienta importante para comunicarnos

A medida que la luz al final del túnel se hace más brillante y avistamos un futuro donde podremos regresar a cierto nivel de normalidad, las lecciones de esta gran pandemia serán muchas y las oportunidades que se presentarán para un nuevo comienzo serán aún mayores.

Cuando millones de trabajadores se movieron súbitamente a sus hogares para trabajar, comer y dormir bajo un mismo techo, la tecnología se afianzó como el hilo conductor de esta nueva realidad. La comunicación digital y las videollamadas dominaron totalmente el panorama. Muchas industrias recibieron un golpe directo, mientras que otras tuvieron que adaptarse rápidamente para sobrevivir. La telemedicina se convirtió en una alternativa importante para suplementar las visitas al consultorio y poder continuar bajo el cuidado de nuestros doctores. Las reuniones familiares se movieron a las pantallas digitales y muchos adultos mayores se sacudieron el miedo y se lanzaron a explorar en sus equipos digitales.

Una de las grandes lecciones que traerá este triste evento histórico, en que tantas personas a través del planeta continúan falleciendo y sufriendo sus estragos, será la forma en que los seres humanos continuaremos relacionándonos, llevando a cabo nuestras gestiones cotidianas e interactuando con el entorno fuera de nuestras cuatro paredes.

Muchos consideran que las videollamadas continuarán siendo una herramienta importante para comunicarnos con familiares y, más aún, en el ámbito comercial. Aunque todos tenemos el deseo de compartir en persona, la facilidad de poder reunir a individuos dispersos geográficamente y así evitar largos viajes en carro o avión, será una alternativa que parece destinada a continuar. Se verán muchas reuniones híbridas, donde se unirán de manera digital aquellos que no pudieron llegar. De igual forma, más gente se preguntará si tal o cual gestión se puede hacer desde el hogar antes de batallar contra el tráfico en la ciudad. Como es de esperarse, ya muchas encuestas pronostican que el turismo se disparará tan pronto más gente se haya vacunado. Ya se está considerando establecer un pasaporte de vacunación internacional para que las personas puedan presentar evidencia de que han sido vacunadas y promover el renacimiento de la industria turística. Los epidemiólogos sugieren no bajar la guardia y mantener medidas higiénicas básicas para evitar futuros brotes por mutaciones del virus. Sin embargo, ya se siente un nuevo aire de esperanza.

Y es momento para que los adultos mayores, que han sido el segmento más afectado por el virus y el encierro, enfoquen sus vidas hacia aquello que les brinda plenitud y felicidad. Abrazar a hijos, nietos, hermanos y demás familiares y amigos está muy alto en la lista de prioridades para muchos. También lo está es deseo de sentir la brisa del mar, disfrutar de la paz del campo y vivir la emoción de conocer nuevos lugares y culturas. El turismo interno nos ofrece muchas alternativas y a través de todo el mundo, las líneas de cruceros y aéreas están ofreciendo ofertas atractivas para los próximos meses, especialmente para aquellos con flexibilidad en sus itinerarios. Las alternativas de hoteles y alojamiento se han multiplicado, especialmente con el crecimiento de aplicaciones como Airbnb y otras.
En esta nueva etapa de nuestras vidas que se avecina, podremos utilizar la tecnología para encontrar alternativas de entretenimiento, como eventos y festivales interesantes, tarifas razonables para excursiones y destinos donde el dólar rinda más. Llegó el momento de mirar más allá de nuestras paredes y estar listos para abrir la puerta hacia nuevos horizontes.

Le recomendamos: