¿Alcahuetos o esclavos?

Cómo podemos identificar entre ser excesivamente complacientes con nuestros nietos o estar cayendo en el síndrome de ABUELA(o) ESCLAVA(o), sin darnos cuenta

Getty Images

Cuando eres abuelo por primera vez, llegan emociones y sentimientos hermosos, que no se puede describir. Pregúntale a todos esos abuelos, a tus abuelos (si están vivos), o a tus padres (si son abuelos), pregúntale que sintieron cuando le dieron la noticia de que serían abuelos por primera vez.

Puedo decir que es algo increíble, mi corazón se expande de manera especial. Cuando mis nietos me dicen “abuela”, siento que el mundo se paraliza y quiero hacer lo que sea para estén bien. Quiero ser para ellos esa persona especial. Soy Súper Héroe cuando me llaman “Mamá Nory”.

Pero recientemente, platicando con una abuela, sobre el porque ella es tan “complaciente y entregada” a sus nietos no coincidía con mis emociones. Me contaba que como madre joven, tuvo que dividirse en muchas tareas, estudios y varios trabajos, entre otras cosas que tuvo que sacrificar mucho tiempo de la crianza de su hijo y ahora solo quiere hacerlo “bien”. “Me desesperan, me agoto, pero así somos y estamos las abuelas”, concluyó.

Guía para manejar las emociones en medio de la pandemia

Existen varias recomendaciones para manejar las emociones en medio de la pandemia, así como ideas para enfrentar el día a día fortaleciendo nuestra mente y nuestro cuerpo.

¡No, así no somos las abuelas! ¿por qué ella suena con un tono estresante como que si llevara una carga?. Inmediatamente hablé con mi amiga la doctora Tolentino y me habló del término el “síndrome de la abuela esclava”, un síndrome que es muy común en mujeres de edad más madura.

¿En qué momento dejamos de ser esas abuelas 'alcahuetas' para volvernos 'esclavas' de nuestros nietos?. Una de las razones es que podrías estar cargando con culpas del pasado y entrar en un exceso de querer cuidar, atender y resolver todo a la familia; tanto así que dejas de hacer tus propias actividades porque “tienes” que estar con los nietos porque te necesitan para algo; y ese algo solo está en tu cabeza; porque has creado una dependencia emocional y no te das cuenta. Te andas convirtiendo en la Esclava de tu propia familia y de tus pensamientos. Ojo con esto, no vaya hacer que termines como “una abuela maltratada”.

¿Para tomar decisiones para TI, consultas con ellos, solo buscando aprobación? ¿Asumes roles como si fueran tus responsabilidades y obligaciones?

Es importante conozcas este tema, crear conciencia familiar, e identificar este comportamiento para evitarlo. Una abuela feliz sabe comprometerse sin poner en riesgo su salud física, mental ni emocional, aporta al bienestar familiar, incluyendo el suyo, ayuda según sus capacidades físicas y mentales y no asume responsabilidades sobre sus nietos sistemáticamente. Una abuela feliz tiene libertad de escoger que hacer con su tiempo y conoce la diferencia entre Ayudar y Obligación, entre Cuidar y Criar. Una abuela Feliz sabe que estar con sus nietos debe traer grandes satisfacciones, no culpas.

Nuestros nietos esperan de nosotros Sabiduría y esto se logra según vamos creciendo, aprendiendo y madurando.

La autora, Nore-Liz La Torre, es actriz y productora. Para más información puedes acceder: www.norelizlatorrepr.com

Facebook/Instagram: @norelizlatorre_Tv @abuelosjóvenes

Le podría interesar: