Maravillas de la Web: Déficits de atención

¿Estamos prestando tanta atención a las pantallas electrónicas?

Aconsejan no dejar el celular cargando durante la noche para evitar explosiones. - Getty

Se habla mucho de cómo la Internet nos acapara la atención a todo momento, en particular entre las nuevas generaciones. ¿Pero realmente estamos prestando tanta atención a las pantallas electrónicas?

Estudios sobre la manera en que los humanos invertimos tiempo en las redes indican que no estamos tan atentos como se cree. Al contrario, la sobredosis de información disponible minuto a minuto en las pantallas de las computadores, los celulares y tabletas, nos ofusca en vez de estar más alertas. Así lo dicen los números sobre nuestros hábitos de consumo de información en la Red.

ENFOCAR – Los expertos en mercadotecnia se devanan los sesos todos los días buscando la manera de aguzar la capacidad de atención humana frente a una pantalla digital. Y es que saben que entre los cibernautas bombardeados con tantas imágenes, sonidos y textos, no existe mucha capacidad para concentrar.

Las investigadores de consumo de información en la Web indican que la mente humana tiene la capacidad para captar unos 115 bits de datos por segundo. Para los no iniciados en cibernética, un bit es una unidad básica de información digital. Se necesitan 720 bits para hacer una línea de texto típica en una página en línea. Necesitamos alrededor de 32,000 bits para una página completa de texto. Millones más para gráficos, fotos y los colores.

Cuando los humanos conversamos entre nosotros, solo podemos procesar por los oídos y los ojos aproximadamente 65 bits de información por segundo. Esto explica porque, por mucho que lo intentemos, no podemos mantener dos conversaciones al mismo tiempo. Tampoco, en verdad, realizar tareas simultáneas. El llamado multitasking.

Imaginemos que tenemos cerebros superdotados en Puerto Rico y que podemos procesar 300 unidades completas de datos digitales cada segundo. Aún así, cuando miramos una página en la Web, solamente podemos escanear  aproximadamente media línea de texto a cada instante. No es mucho.

DEFICIT –Combine esto con los problemas típicos de la capacidad de atención humana en la vida diaria con tantas distracciones, preocupaciones, y hay un verdadero desafío para mantener el interés en el contenido de una página en la Red.

A medida que evolucionan los maravillosos browserso navegadores de la Internet, los niños son los más impacientes al buscar cosas en líneas. Si no encuentran algo interesante en 15 a 30 segundos, dejan una página o se dirigen a otros sitios.

Los adultos jóvenes se quedan unos 60 segundos completos, tal vez otro minuto, pero se aburren o se inquietan después de eso. Las personas mayores, especialmente los hombres, se quedan en una página durante unos dos o tres minutos. Las mujeres cibernautas incluso un poco más, pero pronto, la capacidad de atención también se evanece rápidamente.

Otra investigación demuestra que el 90 por ciento de las personas no verán más de los primeros diez mensajes en una página digital. Los buenos periodistas saben todo esto muy bien y colocan todos los datos potentes en los primeros cinco párrafos de sus reportajes.

ESTIRAR– Como podemos ver, la atención al contenido web es como una banda elástica que no se puede estirará al infinito.

¿Qué hacer si quiere colocar contenidos en sus páginas digitales para que mantengan la atención del usuario? Simple. Publique solo contenido verdaderamente relevante para el propósito de su sitio en línea. Nunca cuelgue adornos alrededor de información clave. Esto le resta atención.

Se quiere enfocar un texto, evite adornarlo de imágenes espectaculares o sonidos aplastantes. Y viceversa.

Obligar al cerebro de un usuario de la Web a escanear bitsbytes extraños al tema, reduce las posibilidades de presentar un mensaje más potente.

Piense en ello como el vendedor de aspiradoras que le hace mil chistes sobres sus andanzas y ahoga así todo el interés en el producto pues los adornos innecesarios distraen del contenido más valioso.

El autor es periodista y profesor de multimedios. Puede comunicarse en [email protected]

Te podría interesar este video: