Maravillas de la Web: Mundos virtuales

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Se habla mucho de universos paralelos. Unos los mencionan como una concepción mística, otros como  una teoría científica.

Nadie ni nada, sin embargo, ni las más  avanzadas matemáticas de la astrofísica, ha podio probar su existencia.

Si  sabemos que desde principios del siglo 21 existen mundos virtuales en la Web. Existen miles de mundos pixelados en los videojuegos y cientos de aulas educativas digitales en las principales universidades del mundo, en particular con esta pandemia del 2020. Hay hasta maneras ya de montarse de modo artificial en una montaña rusa, con sonidos y hasta sensaciones reales de vértigo.

SECOND LIFE – Uno de los más fascinantes escenarios virtuales es Second Life, donde humanos reales viven como avatares en un mundo ubicado en la nube electrónica. En forma de avatar cada usuario puede hacer todo lo que un ser viviente realiza en la vida real, esta vez en su nueva patria digital. Ir a la playa, darse un café virtual, compartir con amigos en un parque o una playa, ir ver un concierto. El avatar puede caminar como cualquier humano común y corriente, o puede volar por los aires como hacemos en los sueños.

Incluso, montar un negocio virtual, comprar y vender bienes raíces e intercambiar inversiones mediante monedas electrónicas, las cuales, a la postre pueden ser convertidas en dinero real.  Es una experiencia de inmersión virtual intensa.

VR – Todo se trata de la tecnóloga de realidad virtual (VR). Museos famosos usan la realidad virtual para ofrecer jiras por control remoto. Igual, visitas virtuales a resorts en lugares apartados del mundo, o un safari con animales salvajes en África, sin que se sufra un rasguño.

Un usuario puede hasta entrar dentro de una enorme pecera digital o explorar las profundidades del mar, sin ahogarse.

Es una tecnología todavía en plena evolución, pero ya existen versiones básicas y son asombrosas.   .

AR – Para añadirle más emoción a las aventuras virtuales, la cibernética otra tecnología, la realidad aumentada (AR).  Esta superpone capas de información digital a una escena real. Por ejemplo, se le añade música de época a algún aparato radiofónico antiguo dentro de una vieja foto. Se le pueden añadir imágenes históricas a un monumento o rugidos reales a un león disecado en un museo de historia natural.  Muchas ciudades tienen estatuas parlantes e holografía de imágenes flotantes alrededor de la estatua.

COMERCIO – La virtualidad digital es ampliamente usada en el mundo de los negocios y promete todavía mayores innovaciones.  Empresas de bienes raíces llevan a un futuro comprador de modo virtual una propiedad que queda al otro lado del mundo.

En Corea del Sur, miles de clientes hacen sus compras en supermercados artificiales, es decir, llenos de productos digitalizados que son despachados luego en forma real y llevados a la casa del cliente.

Presumo que en un futuro cercano, las grandes atracciones de Disney en Orlando, Tokio, Paris, Los Ángeles podrán se visitadas de manera simulada, con olores, sonidos y las sensaciones reales.

La VR es también una poderosa herramienta para crear y mostrar prototipos de productos. Examinarlos desde casi todos los ángulos de su diseño.  En https://www.youtube.com/watch?v=ak_pxQMTXa8 se puede visitar de modo espectacular un propuesto centro comercial en Xochimilco, México

EDUCATIVO – Ya hay salones de clase virtuales en todas partes del mundo. Los disecciones de renacuajos son de forma virtual, Estudiantes de medicinan realizan autopsias en cadáveres virtuales y cirujanos operan por control remoto.

La experiencia VR podría echar a un lado las presentaciones digitales como Power Point, Slideshare o Prezi y serán sustituidas por hologramas de un profesor como una fantasma frente a su salón de clase. Uno de las aplicaciones más antiguas de esta tecnología lo es el uso de simuladores de vuelo para adiestrar nuevos pilotos o, en el caso militar, probar estrategias y tácticas de guerra.

ACTUALIDAD – El 79% de los jóvenes ya conocen y aceptan la VR como parte de su realidad diaria.  No le es extraño usar ropajes interactivos, jugar o manejar aparatos virtuales en sus salones de clases, pasar horas y horas en los mundos electrónicos de los videojuegos. En el mundo del cine, ya surgieron expresiones fílmicas experimentales  durante la edición del 2015 de Festival Sundance. Mostraron más de una docena de producciones de cinema virtual que fascinaron al público.

Rafael Matos es periodista y profesor de multimedios. Puede comunicarse en [email protected]

Este vídeo te puede interesar: