Maravillas de la Web: #FakeNews

Lea la columna del profesor Rafael Matos

A través de todas las épocas, en medio de catástrofes naturales, guerras, revoluciones, protestas masivas y  pandemia, circulan noticias falsas, rumores e informaciones sin corroborar.

En estos tiempos, en medio de la pandemia del COVID 19, y debido a lo masivo de las redes sociales, hay una pandemia similar de noticias falsas. (#FakeNews). Algo peligroso en estos tiempos  de tanta rapidez informativa.

Es una propensión humana que cuando hay incertidumbre social, son propagadas soluciones, temores, instrucciones o datos imaginados sobre tal o cual situación. Es como para rellenar el vacío de información fidedigna que siempre ocurre en situaciones extremas y multitudinarias.

MEDIDAS – Un experimentado comunicador, Héctor Héreter Latouche quien ha trabajado en medios de Puerto Rico, Estados Unidos y América Latina aconseja varias modos de discernir sobre lo que es cierto y falso.

En un extenso tratado para el portal en la Web de relaciones públicas RRPPNet.com. Héreter Latouche propone cinco pasos a seguir para que el cibernauta sepa distinguir entre lo real y lo imaginario que circula por las redes sociales.

PASO 1 – Ojo a la envoltura mediática. Héreter Latouche señaló que muchas veces las informaciones falsas “vienen muy bien disfrazadas por aquellos que les interesa que sea viral.” A veces, la única motivación del falso difusor es lograr que los receptores accionen su tecla de “compartir”. Por tanto el crucial auscultar con calma y cuidado cuales motivaciones hay detrás de una información dudosa.

PASO 2 – Sentido común y cuestionarse todo. “Si algo se nos presenta como demasiado grandioso o fantástico, entonces el momento de encender las alarmas y dejarnos llevar por nuestro escepticismo”, aconsejó el experto comunicador social. Aprovechar los acceso inmediatos a la Internet para verificar a través de medios serios y responsables los datos dudosos. “Investigue si el medio que difunde la noticia es independiente o pertenece al Gobierno”. Examine con particular cuidado la fuente de cada información. Si no hay fuentes, descártela de plano.

PASO 3 –  “La verdad a veces no es bonita”, afirmó Héreter Latouche.  Aunque no le guste… no los descarte en su totalidad, pues puede ser cierta ya que estar muchas veces “una noticia no es verdadera sólo porque es tendencia (trending) en la redes sociales.

Indicó que la propagación noticias falsas pueden ser detectadas a través de herramientas cibernéticas como BuzzFeedNews.com. Este portal, conforme investigó el periodista, detectó un incremento exponencial, a raíz de la pandemia del COVID 19, de la promoción de productos milagrosos como veneno de culebra o falsos medicamentos para la cura del virus.

PASO 4 – Verificar, verificar. Héreter Latouche explicó que “las noticias falsas de estos tiempos no emergieron de manera milagrosa. Se hicieron comunes con la democratización del acceso al Internet y redes sociales”. Ante eso, añadió, muchas empresas periodísticas han creado todo un nuevo departamento cuya única función es detectar “#FakeNews”, entre ellos The Washington Post, con seis reporteros verificadores de datos. Igual deben hacer los cibernautas. Comprobar Constatar.

Paso 5 – Hacer las diligencias. Si al navegante de la Red le urge usar la información,  y tiene duda, Héreter Latouche, aconsejó, hacer contacto con el periodista o escritor de la publicación. “La mayoría de las empresas mediáticas serias incluyen junto al nombre del autor su dirección de correo electrónico, por lo cual el público puede confrontarlo de manera directa si considera que es falsa su publicación”.

En fin, nadie merece estar mal informado pero hay remedios para evitarlo si sigue los pasos del comunicador Héreter Latouche.

Rafael Matos es periodista y profesor de multimedios. Puede comunicarse en [email protected]