Maravillas de la Web: Escombros espaciales

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Imagen espacial de NASA. - Unsplash

El cielo boricua se vio recientemente iluminado por pedazos de escombros espaciales que por suerte cayeron en aguas del Atlántico, al norte de la Isla.

Hay varias aplicaciones digitales que ayudan a rastrear los miles y miles de satélites que orbitan el planeta Tierra a distintas alturas y variados tipos de trayectorias, incluyendo la estación espacial internacional.

TE RECOMENDAMOS: Ahora WhatsApp te permite agregar contactos de manera más fácil

BASURA ORBITAL

Los humanos lanzamos aparatos al espacio al ritmo de 100 al año desde 1957 cuando subió el primer satélite artificial ruso, el Sputnik. Ahora, los desechos espaciales incluyen fragmentos de aparatos inoperantes, herramientas, tanques de combustible y vapores, naves no funcionales, etapas de cohetes gastados, satélites antiguos, vehículos de lanzamiento abandonados, piezas de motores, y muchos desechos más de la era espacial. Todo un vertedero que forma un gran anillo de escombros alrededor del orbe terrestre.

Mucho de estos sobrantes que circundan a baja órbita, poco a poco entran a la atmósfera y de nuevo caen a tierra.
La velocidad de estos escombros al bajar es de alrededor de a seis millas por segundo hasta que llegan a la baja atmósfera cuando se desintegran por fricción y en destellos brillantes. Algunos pedazos son grandes como lo es el satélite de comunicaciones Envisat, apagado desde 2012 y del tamaño de un autobús escolar. Podría caer en algún momento dentro de los próximos 150 años.

Se estima que hay más de medio millón de piezas que no son más grandes que una teléfono celular y que caen con mayor frecuencia, en particular cuando chocan unos con otros y se salen de órbita fija.

Irónicamente hay más satélites no activos que funcionales lanzados por los países o las empresas particulares, entre ellos uno lanzado por Rusia en 1957 que está apagado desde entonces.

MONITOREAR

Existen telescopios y radares para rastrear la basura espacial. Desafortunadamente, las pequeñas piezas son difíciles de registrar y caen sin aviso, caso siempre al océano como ocurrió al norte de Puerto Rico. Hay propuestas para reciclar alguna de estos desechos muchos de los cuales son considerados contaminación espacial.

El reciclaje surge del costo original de estos aparatos y sus materiales de alta calidad. Diseñar y montar un satélite se traga $100 millones y otros $50 millones para lanzarlos. Es interesante otra que no todos estos restos son de aparatos científicos y tecnológicos. Hay retratos familiares, figuras de LEGO, animales muertos, agujas de cobre, pizza, huellas de astronautas, una espátula, verduras, bolsas de herramientas, alambrados torcidos, y más.

Las mejores aplicaciones que alertan sobre terremotos

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Al menos dos personas han muerto por escombros que caen del cielo, lo cual hace este tipo de muerte poco probable. No obstante, no hay manera de prever cuando bajará un escombro del espacio, pero sí para rastrear órbitas.

APPS

Una de las principales herramientas de la Web para rastrear satélites es Orbitrack, antes conocida como Satellite Safari. Contiene funciones de realidad aumentada (superposición de imágenes digitales en el mundo real) y de realidad virtual con comandos de voz, lo que permite una rápida ubicación e identificación de satélites que pasan. Cuando inicia la aplicación por primera vez, lo lleva a través de un recorrido rápido por los comandos y características.

La aplicación también tiene un extenso menú de Ayuda desglosado por tema y una opción para enviar preguntas por correo electrónico sobre los satélites que rastrea. Otras aplicaciones son ISS Detector para Android y la RunaR para iPhone. Ofrece al usuario datos sobre cada pase pase de la estación espacial por cada región, así como datos sobre los “flash o Iridiums” que emite el satélite cuando recibe el resplandor del sol poniente, los cuales son espectaculares.

La aplicación puede vincularse a su pronóstico meteorológico local, calificar la probabilidad de la calidad del pase y mostrar el clima como un símbolo. Incluso las horas de salida y puesta del sol están disponibles de un vistazo.

VISIBILIDAD

Los satélites también pasan por encima durante el día. De vez en cuando, los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional se comunican con estudiantes, maestros y ciudadanos particulares utilizando un transmisor de radioaficionado.

El programa se llama Radioaficionado en la Estación Espacial Internacional (ARISS). Hay más información disponible en la página Web de la Estación Espacial: www.ariss.org, una excelente herramienta para maestros. La estación órbita la Tierra cada 90 minutos.

Esta columna expresa solo el punto de vista de su autor. Rafael Matos es periodista y profesor de multimedios. Puedes contactarlo a través de [email protected]gmail.com.

TAMBIÉN LEE:

Paso a paso: ¿Cómo limpio correctamente mi "air fryer"?

Las freidoras sin aceite se han vuelto populares en muchas cocinas.

Google Home, Echo y HomePod: ¿Cuáles son los mejores asistentes de voz?

El CES 2019 se destacó por la gran gama de asistentes de voz