Maravillas de la Web: Facebook Live y YouTube Live

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Tomar vídeo desde el celular para transmitir en vivo. - Unsplash

En una anterior crónica, enfocamos al uso de Periscope de Twitter como herramienta de livestreaming: el uso de videos en vivo para dar a conocer eventos al momento y a todo color.

En este escrito los temas son Facebook Live y YouTube Live.

Antes que nada, cautela. Siempre que se va transmitir algo en vivo hay posibilidad de algún chasco. Los errores quedan grabados sin posibilidad de borrar. Verifique todos los paredes frente a las cuales va a transmitir el video para que no haya obscenidades, dibujos vulgares o mensajes políticos.

Asegúrese que no vaya a tropezar con algún objeto o caer en un hueco mientras pasea su cámara por la escena. Por último, que no haya sonidos de viento, griterías o alborotos que dañe el sonido. Y lo más importante, que tenga buena luz en el lugar para que evitar el video se llene de sombras y charcos de oscuridad.

Facebook Live

Hoy en día es la plataforma preferida para streaming, por su simpleza de uso. Lo más práctico es avisar a sus seguidores de antemano que va a transmitir algún evento en vivo. Esté pendiente a que tenga una señal fuerte de WiFi, pues todo video requiere buen ancha de banda o la transmisión saldrá fantasmagórica.

TAMBIÉN LEE: Crianza en tiempos de YouTube

Cámara Hacer transmisiones en vivo a través de Facebook para llegar a una audiencia mayor. - Unsplash

Al principio ponga un titulo interesante al video para llamar la atención. Durante la transmisión, convoque a los que no lo so que se conviertan en sus followers para que siempre tenga un buen auditorio. Incítelos a hacer comentarios en vivo sobre el video , pues de eso se trata el livestream, de ser interactivo y compartir emociones en vivo y en tiempo real.

Si uno está dispuesto a pagar para obtener más fama, Facebook News Feed ofrece la capacidad de promover su video a miles y miles de suscriptores de la plataforma durante la misma transmisión en vivo.

Si no, Facebook permite que su transmisión sea privado, o para su uso personal solamente, o para sus seguidores escogidos. Al terminar, Facebook permite enviar el video a su muralla, poner una fecha de expiración o borrarlo del ciberespacio.

Mientras que Periscopio es mas para atraer mirones digitales a su video, Facebook Live es más para profundizar sus experiencias en la Web con amistades en tiempo real

Una de las mejores opciones de Facebook y que no hay en YouTube ni en Twitter es un mapa mundial de livestreaming. Uno puede ver en que parte del planeta alguien está realizando un video en vivo en cualquier momento dado con 'Facebook Live Map'.

YouTube Live

Esta es una de las principales plataformas visuales en el universo de la Web. Tres mil millones de personas invierten al menos tres horas al mes en YouTube. La mayoría de los usuarios de las redes buscan esta plataforma para mirar videos.

YouTube, por tanto, es la plataforma por excelencia de transmisiones en vivo ya que tiene más opciones de control de calidad que Periscope y Facebook Live. No obstante, eso requiere más decisiones técnicas. Por ejemplo, hay que decidir con cuánta resolución se va a realizar el video.

Te recomendamos:

Maravillas de la Web: Somos ciudadanos digitales

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Twitter y Facebook ofrecen 720 pixeles, mientras que YouTube al menos tres resoluciones por encima para mayor calidad profesional. YouTube provee ademas un llamado enlace embed que permite colocar su video ya grabado en distintas plataforma simultáneamente, incluyendo portales y blogs.

Una distinción interesante de YouTube es que permite al usuario monetizar rápidamente sus vídeos en vivo mediante campañas de apoyo, patrocinadores o anuncios. Facebook permite monetizar, pero es un proceso mucho más complicado.

Otra maravilla: YouTube permite hasta 36 horas seguidas de streaming, mientras que Facebook sólo cuatro horas. Ofrece además mejores opines para editar en vivo.

La clave de YouTube es crear su propio canal de videos y a producir se ha dicho. ¡Suerte!

Esta columna expresa solo el punto de vista de su autor. Rafael Matos es periodista y profesor de multimedios. Puedes contactarlo a través de [email protected].

TAMBIÉN LEE:

Entre el colágeno y mis nietos

Lea la columna de NoreLiz LaTorre

 

Orín, excremento y 16 perros

Lea la opinión del periodista Julio Rivera Saniel