Maravillas de la Web: Escaparate digital

Lea la columna del profesor Rafael Matos

Getty

Si procuramos tener un ingreso adicional, no es mala idea montar una tiendita virtual para vender mercancías, productos o servicios. Será una especie de escaparate que se asome al expansivo ciberespacio, lugar donde pululan millones de clientes en ciernes.

TAMBIÉN LEE: ¿Es peligroso dejar cargando el celular durante toda la noche?

Un portal de negocios (webpage)
 es un escaparate digital abierto las 24 horas al día, todos los días del año y
asomado a las 24 zonas de tiempo que forran al planeta Tierra. 
Las estadísticas indican que hay más de cuatro mil millones de usuarios de la Internet. Si el portal de un negocio puede atraer de tan sólo uno por ciento de esa masa, estamos hablando de volúmenes respetable y posibilidades.

Plantillas

Hacer un portal se ha simplificado a tal grado que hay servicios que regalan o venden plantillas casi al remate, por lo que ya no hay excusa para no tener una presencia, al menos algo funcional en la Web.

Por supuesto, estos son portales minimalistas, sin diseños o dimensiones complejas, de poca profundidad cibernética, pero que realizan su función básica de proveer una fachada en la Internet. Sin embargo, estas plantillas gratis son ubicadas en subdominios que nunca serán propiedad del usuario, y llevan anuncios de sus propios clientes.

SI TE INTERESA: 3 claves para entender lo nuevo de Gmail

Es algo así equivalente a cuando alquilamos un vehículo que lleva anuncios de la empresa proveedora. Una mejor opción es contratar un codificador profesional de páginas Web, si hay presupuesto para tal.

Las obvias ventajas son funcionalidad a la medida, capacidad de control total del diseño
y constante reajustes de
su configuración, según va creciendo
la empresa. Además, tener registrado su dominio propio de alto nivel da mayor prestigio a un negocio.

Contratar

Tener un portal a
la medida de su negocio implica contratar con cuidado los servicios del diseño y codificación. Lo primero es comprar un dominio con nombre relevante para el negocio. El próximo paso
es conseguir un programador que entienda a cabalidad el concepto que se busca. Nada fácil.
Lo conveniente es distinguir entre un codificador profesional y un artista gráfico.

TE RECOMENDAMOS: Lidiar con noticias falsas

Cada uno tiene su rol en el asunto de crear un portal esencial para su negocio. Existen personas que cumplen
a cabalidad ambas funciones, pero no son muchas. Por tanto, lo primordial es primero crear el diseño del portal y luego conseguir quien lo codifique de manera
funcional. Tal como haría un acróbata que viste un ajuar llamativo y vistoso para su público, pero que a su vez sea funcional, de modo no ponga en peligro sus peripecias en el escenario.
Ejerza estos criterios con firmeza al contratar. Busque un desarrollador
que tenga conocimiento de los aspectos más cruciales del diseño, tales como balance, proporción, armonía y enfoque para su tipo de negocio en particular.

Tanto el contratante como contratado deben tener claro lo que debe lograr
el nuevo sitio Web, tanto en estilo como funcionalidad.

Diseño

Si es un portal cuya función es meramente para promover la imagen empresarial, hay un diseño específico para ello. Si es para mercadear productos o servicios, otro diseño en particular. Si es para iniciar contactos con futuros clientes (landing page), pues diseñar para tal. Si es una combinación de todo, esto es un gran reto pero ya hay plantillas para eso.

Finalmente, hay que empatar la funcionalidad de su página con el acceso las redes sociales. En Puerto Rico, el 80% de las ventas de productos adquiridos en le Web surgen de contactos iniciados en las redes.

TE RECOMENDAMOS: Vigilantes de las redes sociales

Por tanto, el diseño debe incluir enlaces a las redes principales. Debe incluir modos de pago, un aviso de garantías de seguridad de data, devoluciones y una hoja virtual de contacto. Muchas de las plantillas para negocios ya contienen todas estas funcionalidades.

En una de mis anteriores escritos, incluí una lista de los principales proveedores de plantillas.

Y, asegúrese que el portal muestre el logo de su empresa en todo su esplendor. La página inicial es la principal herramienta para establecer su marca de identidad en el vasto universo ciberespacial. No de hay otra para que tenga éxito en su reconocimiento de marca desde el primer día que abra las puertas de su tienda virtual en la Red.

Esta columna expresa solo el punto de vista de su autor. Rafael Matos es periodista y profesor de multimedios. Puedes contactarlo a través de [email protected].

Te recomendamos en vídeo:

TAMBIÉN LEE:

Paso a paso: ¿Cómo creo una cuenta de ATH Móvil?

ATH Móvil permite enviar y recibir dinero desde tu celular o computadora