Frenando con verde

Lea la columna de Lily García

Lily García es periodista, motivadora, actriz, “coach” certificada de empoderamiento personal y tanatóloga puertorriqueña. - Suministrada

¿Cuándo fue la última vez que te diste la oportunidad de observar tu entorno?  Estamos rodeados de verdes, turquesas y azules que nos regalan todos los días la oportunidad no solo de relajarnos y bajar revoluciones, sino también, según muchos estudios, de realambrar nuestros cerebros.

Leyendo un libro titulado Your Brain on Nature (Tu cerebro ante la naturaleza) he aprendido un mar sobre cómo el entrar en contacto con la naturaleza nos moldea a nivel neurológico. Sí, la naturaleza sana y calma.  El problema es que el nivel de estrés que cargamos nos nubla la capacidad de “ver” esos “colores de mi tierra” que tenemos de frente.

TE RECOMENDAMOS: Cáncer de ano en las boricuas

Tomemos, por ejemplo, la agresividad en las carreteras.  Un interesante estudio de 2003, mencionado en el libro, señala que la vegetación en una carretera puede ayudar a bajar el nivel de frustración y agresividad entre los conductores.  El contacto con el verdor de la vegetación parece tener el efecto de aliviar el cansancio de los conductores, y cuanta menos fatiga mental, menos frustración.

Los autores del libro comparan lo que sentimos cuando estamos agotados mental o emocionalmente con un vehículo que se queda sin frenos.  Cuando nuestras mentes están descansadas y estables, podemos tomar mejores decisiones y responder más saludablemente a los estresores que nos afectan todos los días.  Pero cuando estamos cansados, es como si nos cortaran la línea de los frenos y, con ella, la habilidad para detenernos a respirar y pensar antes de reaccionar.  Esos son los momentos en que, como dice el refrán, “disparamos de la vaqueta”, y perdemos el filtro, diciendo y haciendo cosas de las cuales podemos arrepentirnos después.

TAMBIÉN LEE: Abuela a los cuarenta

Siempre he dicho que la compasión y la empatía hacia los demás es incompatible con el cansancio emocional. Por eso, es tan importante que nos demos esos espacios para el detox mental, para asegurarnos que la línea de los frenos esté segura.

Te invito a tomarte un ratito hoy para respirar la naturaleza a tu alrededor, ya sea en la carretera o en tu ambiente de trabajo.  Permítele que comience a devolverte la paz que mereces.

Esta columna expresa solo el punto de vista de su autorLily García es periodista, motivadora, actriz, “coach” certificada de empoderamiento personal y tanatóloga puertorriqueña. Puedes contactarla a [email protected]

Te recomendamos en vídeo:

TAMBIÉN LEE:

Giselle Blondet es una abuela orgullosa y feliz

La conductora puertorriqueña, Giselle Blondet se derrite de amor por su nieta Sophia

Niño usa sus ahorros para ayudar a pacientes con cáncer en Corozal

Norbyel brindó alegría a pacientes y sobrevivientes de cáncer de la Fundación Rayito de Esperanza