Gobernador alude a medidas más estrictas en Puerto Rico para enfrentar los contagios con la variante Ómicron

Aunque el Departamento de Salud no ha realizado un anuncio oficial, el primer ejecutivo habló de elevar la cantidad de pruebas diagnósticas en el aeropuerto

Archivo

En momentos en que la variante Ómicron se ha convertido en la más reciente amenaza mundial de la pandemia del Covid-19, el gobernador Pedro Pierluisi adelantó que Puerto Rico implementaría medidas más estrictas de las que ha impuesto el gobierno estadounidense.

El anuncio con los detalles de las restricciones adicionales se estaría haciendo “prontamente”, añadió Pierluisi.

“Sé que el Departamento de Salud está considerando la posibilidad de ampliar las medidas que tomamos en el aeropuerto. Estamos vigilantes, viendo que va a suceder con estas variantes, no se tiene mucha información al respecto a nivel mundial. Ya hay unos países que Estados Unidos ha identificado a los cuales está restringiendo el movimiento aéreo. Nosotros somos parte de Estados Unidos (y) las medidas que toma el gobierno federal nos aplican (pero) eso no quiere decir que, como hemos sido en el pasado… puede ser que seamos más estrictos. No descartamos ser más estrictos”, subrayó el mandatario.

Además de Sudáfrica, donde se identificó inicialmente la variante Ómicron, las restricciones del gobierno federal –que entraron en vigor hoy– aplican a los viajes provenientes de Zimbabue, Namibia, Lesoto, Botsuana, Mozambique, Lesoto y Malawi.

Te recomendamos:

“El Departamento de Salud está evaluando el asunto ahora mismo y prontamente hará los anuncios que procedan. […] El Departamento de Salud ha dicho que para algunos de los viajeros pudiera ser que se exija una cuarentena, pero el detalle lo anunciará el Departamento de Salud. De igual manera, el secretario de Salud (Carlos Mellado) ha indicado que iba a aumentar el número de pruebas que se está llevando a cabo en el propio, (pruebas) PCR particularmente. Esa es otra medida, quizás para algunos de los viajeros se exija una prueba allí en el aeropuerto o dentro de un término de tiempo establecido”, añadió Pierluisi.

Si bien la comunidad científica a nivel global ha expresado su preocupación ante las posibles repercusiones de la variante Ómicron, de momento es poco lo que se conoce con certeza en términos de su capacidad de transmisión o la efectividad que mantengan las vacunas disponibles ante casos de infección.

En el caso de Puerto Rico –donde los análisis de secuenciación genómica aún no han identificado la presencia de la variante Ómicron–, los niveles de transmisibilidad de Covid-19 se han mantenido estables a lo largo de las pasadas tres semanas, luego de un leve repunte a entre finales de octubre y principio de noviembre. Al momento, la Coalición Científica calcula la tasa de positividad en 2.6%, por debajo de la meta del 3% que se considera un nivel controlado de transmisión.

Sin embargo, resta por ver si las celebraciones del fin de semana de Acción de Gracias tienen algún impacto sobre las tasas de contagios. Hace un año, previo a la introducción de las vacunas, noviembre y diciembre se convirtieron en los meses más mortíferos a consecuencia del Covid-19 en Puerto Rico desde el inicio de la pandemia.