Consumidores en la isla hacen malabares ante alza de precios, escasez de productos y gastos cotidianos

La Cámara de Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) anunció datos preliminares de su principal estudio, Radiografía del Consumidor 2021

El aumento de precios en los alimentos en la principal preocupación del consumidor. - Suministrada

El aumento en el precio de los alimentos y poder pagar los mismos son las mayores preocupaciones de los consumidores puertorriqueños, seguido por el temor a contagiarse con COVID- 19 y la escasez de productos.

Así se desprende de los datos preliminares que la Cámara de Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) compartió de su Radiografía del Consumidor 2021. La totalidad del estudio será presentada durante su convención anual de MIDA del 11 al 13 de noviembre en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

“El consumidor reconoce que la pandemia no ha terminado y pudimos conocer sus mayores preocupaciones sobre la situación actual que son: el aumento de precios en los alimentos (94%), la capacidad de poder tener suficiente dinero para pagar por los mismos (77%), el temor a los contagios (72%), y los faltantes de productos (76%)”, indicó Richard Valdés, presidente del Comité de Radiografía.

Valdés indicó que esas preocupaciones han llevado a los consumidores a tomar medidas como cocinar más en el hogar, almacenar productos y evitar el desperdicio de alimentos.

Fluctuaciones en el gasto mensual en la compra

El estudio de Radiografía del Consumidor 2021 reflejó un gasto promedio de $407 mensuales representando una leve disminución en comparación con el 2020.  Este gasto mensual refleja la realidad del consumidor ante un año atípico lleno de fluctuaciones tales como aumentos de precios, faltantes, transporte, huelgas, ayudas federales, entre otros.  Por otro lado, el gasto mensual reflejó crecimiento de algunas categorías y decrecimiento en otras.  Los segmentos de mayor ingreso ($50k +) y edades entre 35-44 años reflejan un gasto mensual mayor.

Sin embargo, el grupo pudo observar una relación directa entre las diferentes aportaciones de fondos federales y el gasto en compra mensual lo cual se refuerza en el hecho de que el número de participantes del programa PAN cada vez representa un por ciento mayor de nuestra población.

gasto promedio

Según datos de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF) los participantes del PAN rondaban los 1.3 millones en febrero de 2020 y actualmente rondan los 1.5 millones.  Específicamente en cuanto al gasto de $407 mensuales, llamaron la atención que, durante el mes de julio, precisamente cuando se realizaba la encuesta, la aportación por individuo del PAN sufrió una reducción significativa lo cual puede explicar en parte la reducción versus el 2020.  “Eso podría observarse como contradictorio porque se anunció la llegada de sobre $900 millones en esa fecha, pero esos fondos se reparten en un período de más de un año.  Es por eso que es importante ver las aportaciones federales según se distribuyen y no según se anuncian”, indicó Lic. Manuel Reyes Alfonso, vicepresidente ejecutivo de la entidad.

Consumidores almacenan productos ante escasez

De otra parte, el estudio refleja que los consumidores están almacenando provisiones y productos de primera necesidad. Esto resulta en picos de consumo versus un aumento en gasto. Un 50% de los encuestados indicaron almacenar más cantidad de artículos del hogar y un 46% comida.  Hay una gran preocupación, ansiedad y temor por los faltantes actuales, por lo que el consumidor está manteniendo sus abastos. No importa si son rumores o verdad, se crea preocupación por situaciones actuales tales como problemas en los muelles, transportación, huelga de camioneros”, indicó Valdés.

cambio de habitos

Riesgo de pérdida de mercado para las marcas

En los resultados del estudio se destaca la actitud del consumidor para cambiar de marcas de productos y cuán dispuesto está para probar nuevos productos. "Vale resaltar que estamos ante un consumidor mucho más curioso.  Dos de cada tres personas (66%) está dispuesto a comprar / probar productos y marcas nuevas. Por otro lado, dos de las razones por las cuales el comprador secundario cambia de marca son si encuentra un mejor precio y si su marca no está disponible, y el 90% se quedarían con la nueva marca".

“Todo esto puede representar un riesgo de pérdida de clientes para las marcas debido a los altos faltantes en góndola que se han mantenido a causa de la pandemia", resaltó Reyes Alfonso.

Método del estudio

Sobre el estudio de Radiografía del Consumidor 2021, Valdés explicó que se realizó mediante entrevistas realizadas casa por casa a 1,350 personas de las siguientes ocho regiones; San Juan, Ponce, Mayagüez, Arecibo, Bayamón, Carolina, Humacao y Guayama, con un margen de error de 2.67 y un nivel de confiabilidad de 95%.  Las entrevistas se realizaron entre los meses de julio y agosto de 2021.