Vienen cambios en nueva orden ejecutiva contra el COVID-19

Podrían reabrirse las escuelas antes de fin del año académico.

Dennis A. Jones/ Metro P. R./ archivo

El gobernador Pedro Pierluisi anticipó que para la nueva orden ejecutiva sobre medidas para evitar la propagación del COVID-19 que entra en vigor el lunes próximo considera hacer cambios, pero no drásticos.

Pierluisi no descartó que se retome la educación presencial en alguna medida, aunque dijo sigue monitoreando las estadísticas del COVID-19 día a día. El gobernador dijo en entrevista radial (WKAQ 580) que anunciará la nueva orden ejecutiva entre jueves y viernes de esta semana.

“Estaré anunciando la nueva orden ejecutiva entre este jueves y viernes, voy a esperar hasta el último momento para hacerlo, voy a mirar las estadísticas”, sostuvo el Primer Ejecutivo. A la pregunta sobre si habrán clases antes de que culmine el semestre, dijo que “es posible”.

Afirmó que él toma sus decisiones cuando las tiene que tomar.

“Es posibles hayan cambios en el área de la educación, en el horario que se permite que los comercios operen, pero voy a estar evaluando la situación escuchando a todo el que me asesora […] estoy escuchándolos a todos […] Cuando hago cambios no son radicales y sigo minorando”, indicó Pierluisi.

El gobernador apuntó que se ha registrado una reducción grande y sostenida en las hospitalizaciones, así como en otros indicadores como los contagios y la positividad. “No se puede cantar victoria, este virus es terrible, esta pandemia no la hemos vencido”, agregó.

Una medida que ha sorprendido al gobernador es el cumplimiento con las nuevas reglas de entrada por los aeropuertos a Puerto Rico. “Me alegra que a pesar de que siempre vienen con las críticas a destiempo, ya estamos viendo que las últimas estadísticas que están viviendo del aeropuerto el 98 % de los viajeros están trayendo la prueba negativa “, sostuvo Pierluisi, quien confesó que su expectativa cuando implantó la medida era elevar el 50 % de cumplimiento a un 70 a 80 %. Afirmó que de mantenerse el 98 % de cumplimiento, Puerto Rico se posicionaría como el modelo a seguir.

Esta mañana, las estadísticas de Salud reportaron ocho muertes, 383 hospitalizaciones y 1,043 nuevos casos positivos en Puerto Rico.