Playas se mantienen abiertas en la nueva orden ejecutiva

Exigen un espacio de 10 pies de distancia entre las personas

Aunque el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, anunció cambios a la Orden Ejecutiva para manejar el coronavirus COVID-19, ciertas cosas se mantienen como están establecidas al día de hoy.

Además, de mantener el 50 por ciento en restaurantes y comercios, el primer ejecutivo mantuvo la apertura de las playas y el uso de embarcaciones de mar.

“Se mantienen abiertas las marinas, pero se prohíbe en esta nueva Orden Ejecutiva pegar o amarrar varias embarcaciones entre sí. Se prohíbe además la aglomeración de personas en las playas, ríos, balnearios, marinas, piscinas y otros cuerpos de agua. Para ello, se reitera la obligación de mantener una distancia de no menos de 10 pies entre los bañistas que no sean de la misma unidad familiar”, lee el comunicado.

Por otro lado, los servicios de transportación marítima para las islas Vieques y Culebra continuarán operando para residentes y personas que vayan a realizar gestiones de trabajo en las islas municipio. Asimismo, continuará vigente la apertura de los servicios de transporte marítimo para turistas hacia ambas islas, salvo que su respectivo alcalde establezca una petición distinta.

Te recomendamos en video