Farmacias de comunidad advierten sobre presión de cadenas para entrar a reforma de salud

Cabilderos están presionando para lograr la entrada de cadenas de farmacias en detrimento de las farmacias de comunidad

Farmacias han optado por realizar entregas a domicilio ante la amenaza del coronavirus en Puerto Rico. - Getty

La directora ejecutiva de la Asociación de Farmacias de la Comunidad, Linda Ayala, le hizo un llamado a la gobernadora Wanda Vázquez Garced, a que no ceda ante la presión de los cabilderos de las grandes cadenas de farmacias que buscan la entrada de estas al Plan de Salud del Gobierno (PSG) servido por las farmacias de comunidad desde el 1993.

“Le hacemos un llamado a la gobernadora para que cónsono con la política pública de esta administración de proteger al pequeño y mediano comerciante local que se ha visto tan afectado por huracanes, terremotos y la pandemia no le de paso a las grandes cadenas en el Plan de Salud del Gobierno. A modo de ejemplo, Walgreens participó como proveedor de farmacia para el PSG hasta el 2003 y se salió cuando la Administración de Seguros de Salud (ASES) se negó a aceptar las tarifas de medicamentos que querían imponer y que hubieran encarecido el costo de medicamentos para el Gobierno. Ante la baja poblacional, están buscando expandir su negocio a costa de las farmacias de aquí. Eso no se puede permitir,” indicó Ayala.

La Asociación de Farmacias de Comunidad indica que este asunto afectará los servicios de salud de la población mas vulnerable porque llevará a la quiebra a las farmacias de comunidad en muchos municipios, atentando contra los mas de 14,500 empleos directos que crean las farmacias de la comunidad.

“Luego de más de 15 años de ausencia como proveedor del PSG quieren quedarse con el mercado y desplazar a las farmacias de comunidad que tan bien le han servido a los pacientes del PSG, según los propios datos de ASES. Si quebramos a las farmacias locales, ¿qué va a pasar cuando las compañías matrices de estas farmacias decidan abandonar el país porque no les es rentable para su modelo de negocio y tengamos que volver a levantar a la farmacia de comunidad? Va a ser cuesta arriba y muy difícil”, cuestionó la ejecutiva en un comunicado de prensa.

Desde que se creó el PSG en el 1993, las farmacias de la comunidad han sido proveedores de ASES  de manera exitosa con un 94% de satisfacción de los beneficiarios del Plan con el servicio de las farmacias de comunidad, según una encuesta realizada por ASES.

“A diferencia de las farmacias en cadenas, las farmacias de la comunidad están en todos áreas despobladas y comunidades de escasos recursos. Las grandes cadenas de farmacias se sitúan exclusivamente en las áreas metropolitanas del país y en zonas con vías de tránsito masivo. Le pedimos a la gobernadora que no le dé paso a las presiones y al cabildeo de estas empresas por lo nefasto que sería para las farmacias de comunidad y los pacientes del Plan de Salud del Gobierno. Le hacemos un llamado al gobernador electo, licenciado Pedro Pierluisi para que esté consciente de esta situación y apoye a las farmacias de comunidad en su reclamo, según expresado públicamente recientemente,” indicó Ayala.

Para el 2018, las farmacias de la comunidad crearon un total de 14,413 empleos en toda la isla, con un volumen de venta de fármacos aproximado de $1,100 millones anuales

comparado con el volumen de las grandes farmacias de cadena de $1,200 millones anuales. Las farmacias de la comunidad han contratado entre un 25% y un 30% de todos los empleados del sector de farmacia en Puerto Rico en los últimos 10 años.

Las farmacias de la comunidad son sobre 800 pequeños y medianos comerciantes que generan riquezas que se quedan en Puerto Rico. Tienen una empleomanía netamente puertorriqueña. Contrario a las farmacias en cadena como Walgreens y CVS quienes se llevan sus ganancias a otras jurisdicciones.

Te podría interesar: