10 reglas para asegurar tus datos personales y proteger tus dispositivos

En el marco del mes de la ciberseguridad y en un contexto de incremento de la cibercriminalidad.

La creciente cantidad de personas trabajando desde casa en dispositivos electrónicos ha producido una proliferación de ataques informáticos que han resultado en la evolución de las tácticas de los ciberdelincuentes, poniendo en riesgo la seguridad de nuestros datos personales.

En el último año, Microsoft ha llevado a cabo múltiples estudios en donde se ha comprobado que los ataques de identidad basados en fuerza bruta y password spray se han duplicado durante la pandemia, siendo los ataques de phishing, ransomware y DDoS las amenazas más comunes. Asimismo, en su reciente informe anual de Defensa Digital, Microsoft aseguró que la ciberdelincuencia, en especial el ransomware, sigue evolucionando para volverse más disruptivo, lo que permite al atacante robar y analizar los documentos financieros y pólizas de seguro de la víctima e investigar las redes comprometidas para seleccionar los blancos y exigir rescates más caros.

“En Microsoft compartimos información y conocimiento que se deriva del trabajo que hacemos en la defensa del ecosistema en línea. Nuestro objetivo es ayudar a las personas y organizaciones a comprender las formas en que los ciberdelincuentes están cambiando sus modos de ataque e instarlos a tomar las medidas necesarias para asegurar sus datos en un mundo más digitalizado,” afirmó Julio Ureña, especialista en soluciones de seguridad de Microsoft.

A medida que las amenazas digitales aumentan en volumen y se convierten más sofisticadas, todos debemos tomar medidas para fortalecer nuestra primera línea de defensa. Por ello, en este mes de la ciberseguridad, Microsoft comparte 10 reglas para asegurar nuestros datos personales y proteger nuestros dispositivos para nunca tener que reemplazar identificaciones, tarjetas de crédito y documentos oficiales después de que los ciberdelincuentes hayan robado su identidad.

Microsoft recomienda 10 reglas sencillas a seguir:

  • Ten cuidado con lo que compartes en las redes sociales, los atacantes podrían usar tu información en tu contra.
  • Sé escéptico y analiza los mensajes de correo electrónico y de aplicaciones de mensajería que contengan enlaces y/o que soliciten información personal.
  • Presta atención a las llamadas de voz que recibes que te solicitan información personal, los atacantes tienen métodos para hacerse pasar por prestadores de servicios o bancos, si tienes sospechas, retorna la llamada al número oficial del prestador de servicio o el banco.
  • Utiliza la autenticación de multi-factor para proteger todas tus cuentas (correo, redes sociales, mensajería, etc).
  • Haz contraseñas seguras, difíciles de adivinar. Una forma de hacerlo es utilizando frases en vez de palabras para que puedas recordarlas con facilidad. Ejemplo: “Me gusta el baloncesto”. Usa los espacios, son más difíciles de adivinar.
  • Habilita la función del bloqueo en todos sus dispositivos móviles y solicita un PIN, huella digital o reconocimiento facial para desbloquearlos.
  • Mantener actualizadas las aplicaciones y el sistema operativo de tu computadora y teléfono móvil, ya que suelen ser soluciones de seguridad para problemas activos.
  • Asegúrate de que todas las aplicaciones de tu dispositivo sean legítimas. No descargues aplicaciones de lugares desconocidos.
  • Utiliza Windows 11, Windows Defender como antivirus y activa Tamper Protection para proteger tu configuración de seguridad.
  • Evita hacer uso de wifi públicos, si tienes que usarlo, evita realizar transacciones bancarias o aquellas que requieran tus datos personales, ya que estos podrían ser interceptados.

Para obtener más información sobre cómo mantener seguros tu correo electrónico, cuentas y dispositivos, visita https://support.microsoft.com/security.