La cerámica artesanal, dale un toque vintage al interior del hogar

No pienses que la cerámica artesanal es vieja y anticuada.

La cerámica vuelve a ser una total tendencia este año. Si deseas decorar el interior de tu hogar con originalidad lo ideal es que busques piezas únicas, con valor y diseño exclusivo.

Y todas estas características y versatilidad la ofrece la cerámica artesanal. En la actualidad, existen cientos de piezas con un diseño refinado, rústico, vintage y con materiales de alta calidad. Muchas decoraciones pueden lograr resultados sorprendentes.

No pienses que la cerámica artesanal es vieja y anticuada. Es todo lo contrario, la nueva cerámica es arriesgada y original.

El toque único de la cerámica

La cerámica artesanal de seguro que le dará un gran toque de estilo tradicional a tu hogar. No solo sirve para decorar estantes o mesas, también puedes colocar piezas únicas en paredes, ampliando el espectro de posibilidades como nunca antes.

Te presentamos otras ventajas de usar la cerámica artesanal en la decoración de interiores:

– La nueva cerámica artesanal puede convertir cualquier espacio en un lugar moderno y sofisticado.

– Te recomendamos buscar siempre cerámica artesanal única. Al estar hecha a mano, no hay dos piezas iguales, lo que le confiere un sabor especial y toque original.

– Si decides decorar con cerámica artesanal la gama de colores y texturas puede ser infinita. Si te decides por piezas de mayor tamaño, como jarrones o pequeñas esculturas, asegúrate de romper la gama de color dominante en la estancia. Puede que la pieza elegida pueda servir de nexo de color.

Maravillas en la decoración

Si quieres decorar con cerámica artesanal, siempre hay lugar para el riesgo y la originalidad. Acá te presentamos algunas ideas para que las apliques en tu hogar:

En la decoración puedes integrar la cerámica artesanal con colores discretos y dejar todo el protagonismo a la pieza.

La cerámica es un material de lo más versátil y camaleónico, ya que según los colores y la técnica con la que se trabaje se adapta a cualquier estilo dentro de la casa.

Los platos y vasijas en sus variadas formas y colores son el objeto decorativo por excelencia en el que la cerámica artesanal, junto al cristal, reina sin competencia dentro de la casa.

Puedes encontrar piezas con versiones muy rústicas, fundamentalmente en tonos marrones, mate y empolvados, transmitiendo paz, calidez y un aire zen de tranquilidad.

La cerámica en vasijas imperfectas, con sus rayados imperfectos y su estética desgastada, queda especialmente bien en combinación con interiores de tipo mediterráneo, rústico o escandinavo.

Otro clásico en el mundo cerámico, los platos para la pared son el candidato perfecto para las aplicaciones cerámicas de distintos tipos.

De hecho, para conseguir ese toque rústico que tanto gusta actualmente, basta con recuperar un viejo plato de barro que andaban perdidos en el desván.

Para estilos más contemporáneos, existen cerámicas artesanales en tonos crudos o bien pintados en colores más fuertes, jugando con líneas de distinto grosor y separación.

Vasos, tazas, platos o tazones son también opciones muy adecuadas para la aplicación de la cerámica decorativa. Son  ideales para colocar en baldas de cocina o aparadores.

Si prefieres dar un toque artesanal pero menos rústico, puedes utilizar pequeños maceteros en tonos pastel y combinarlos con cactus, o bien optar por maceteros colgantes para el techo.

En tonos armónicos o contrastados, en el mercado hay una enorme variedad de objetos cerámicos en colores fuertes para dar vida y alegría a cualquier espacio.

 

Te recomendamos en video: