Bonsái en la casa, dónde colocarlo y sus aportes únicos en la decoración

El bonsái es usado para denominar todo árbol pequeño que es cultivado en un recipiente.

El término bonsái es en general utilizado en español para denominar a todos los árboles en miniatura en recipientes o macetas.

Ahora, el bonsái es usado para denominar todo árbol pequeño que es cultivado en un recipiente y es podado cuidadosamente con cierta frecuencia. Este arte es una antigua tradición bonsái japonesa.

Es posible crear un bonsái a partir de casi cualquier especie de árbol o arbusto leñoso perenne que produzca ramas verdaderas y hacer que permanezca con dimensiones reducidas mediante confinamiento en maceta y podado de su fronda y raíces.

Algunas especies son populares como material de bonsái ya que poseen ciertas características tales como hojas o agujas pequeñas, que las hacen apropiadas para el esquema visual compacto del bonsái.

Clases de bonsái más comunes

El bonsái no se trata de ninguna planta determinada ni de árboles enanos. Cualquier especie puede llegar a cultivarse como un bonsái, controlando su crecimiento y modelando su forma.

Según su tamaño, los bonsái se clasifican en:

– Shito o Keshitsubo: bonsái menor de 5 cm.

– Mame: de 5 a 15 cm de altura

– Shohin: de 15 a 21 cm.

– Komono: de 21 a 40 cm.

– Chumono: de 40 a 80 cm.

– Omono: a partir de 80 cm.

Otros tipos de bonsái son los siguientes:

Bonsái vertical formal

El bonsái vertical formal es un estilo de árbol pequeño que presenta un tronco vertical y unas ramas que crean un contorno triangular y, aunque su forma se ve ordenada, esta no es 100% simétrica. Las ramas, por norma general, son horizontales y su grosor va disminuyendo según suben hacia el ápice del árbol.

Un bonsái de este estilo es aquel cuyo tronco debe ser perfectamente recto, disminuyendo de manera natural y uniforme desde la base hasta el ápice.

Los bonsái en forma vertical más comunes son los Enebros, Pinos y Abetos.

Bonsái vertical informal

El bonsái vertical informal tiene una naturaleza similar al formal vertical, pero su contorno es triangular irregular y su tronco está curvado.

Su principal característica es su tronco, el cual se puede inclinar tanto a izquierda como a derecha, pero nunca se inclina más de unos 15 grados.

Las características de un tipo de bonsái vertical informal son muy similares a las del vertical formal, exceptuando la curvatura del tronco y las ramas.

Bonsái en cascada

El bonsái en cascada es uno de los más exóticos y extraños. La rama principal crece en un ángulo ligeramente superior al horizontal y su punta cae en cascada a medio nivel entre la base y la parte superior del recipiente.

Este estilo es adecuado para la gran mayoría de árboles en miniatura, excepto para aquellos con una naturaleza marcadamente vertical.

El tronco principal se extiende a lo largo del borde de la maceta, formando una U invertida. Además, las ramas se deben mantener uniformes y perpendiculares a la vertical del tronco.

El bonsái en la decoración

Un bonsái es una creación artística de la naturaleza, una obra de arte viviente que combina la belleza natural. Puedes introducirlo al mejor estilo zen en la decoración de tu hogar y de la forma más natural.

Solo el hecho de contemplar un bonsái relaja los sentidos, cambian con las estaciones del año y son inigualables, en decoración de interiores son un auténtico lujo.

Cualquier espacio iluminado de la casa es bueno para un bonsái, desde la sala principal, el baño a la cocina o sobre la mesa de trabajo, idealmente junto a la ventana.

Un bonsái aporta un aire de calma y mucho estilo a cualquier ambiente, y desde luego es el complemento ideal en un espacio de inspiración oriental o estilo zen.

Como la mayoría de las plantas, muy especialmente el bonsái agradece al máximo la luz natural.

Te podría interesar: