Mascarilla casera de berenjena para tratar la piel grasosa

Deja que sus nutrientes salten de tu cocina a tu rostro.

La berenjena es bien reconocida como un vegetal nutritivo y bajo en calorías, pero es posible que te sorprendas al saber que también tiene beneficios para tu piel, en especial la grasosa. Ya sea que se consuma o se use como mascarilla casera es una buena opción para esta condición.

Según reseña el portal Beauty Tips for Her, las mascarillas caseras de berenjena son útiles para este tipo de piel, ya que sus nutrientes ayudan a eliminar el exceso de grasa en la superficie del rostro pero sin quitarle la capa saludable para que la piel se mantenga humectada.

Asegúrate que cuando intentes esto no tengas demasiada prisa porque, al igual que la mayoría de los tratamientos faciales, solo es efectivo si lo dejas en la piel durante unos 20 minutos.

Lo mejor de todo es que para esta mascarilla casera solo necesitarás dos ingredientes: una berenjena y un poco de yogurt. Aquí te dejamos cómo tratar la piel grasosa con solo estos dos elementos.

Mezcla una cuarta parte de una berenjena de tamaño pequeño con 2 cucharadas de yogurt sin sabor en una licuadora. Añade la mezcla sobre tu cara y después de 20 minutos, enjuágala con agua tibia.

Además de tratar la piel grasosa, la berenjena también se usa para aligerar las manchas de edad, ya sea que tu piel sea grasa, media o seca.

Solo aplica la pulpa de la berenjena hecha puré en tu cara y enjuágala con agua tibia luego de 20 minutos. Haz esto a diario hasta que veas algunos resultados.

Te recomendamos en video