5 remedios caseros para calmar la sensibilidad dental

No dejes que esta afección te prive de comer lo que tú quieras.

Getty

Cuando comer y beber se vuelve doloroso en lugar de ser placentero, entonces puede que la sensibilidad dental esté perjudicándote, sin embargo puede solucionarse.

Es uno de los problemas dentales más comunes y que dificulta ingerir alimentos y bebidas con temperaturas muy altas o muy bajas, además volverse una molestia recurrente incluso después de haber consumido algo.

Pero no necesitas preocuparte por este problema porque con estos remedios caseros, reseñados en el portal Times Now News puedes solucionar esta afección de manera temporal, ahorrándote una cita con el médico.

Agua salada

Una solución de sal y agua es uno de los remedios caseros más comunes para cualquier problema dental.

Agrega dos cucharaditas de sal en agua tibia, revuelve bien y enjuaga la boca dos veces al día con la mezcla para reducir la sensibilidad.

Hojas de guayaba

Las hojas de guayaba tienen propiedades antiinflamatorias y reducen la sensibilidad y el dolor de muelas.

Mastica algunas hojas durante 2-3 minutos y luego enjuaga tu boca. Si no quieres masticarlas, hierve en agua 4-5 hojas y úsala como enjuague bucal.

Té verde

Esta bebida también es útil para la salud bucal. Si tienes sensibilidad dental, prepara té verde sin azúcar y úsalo como enjuague bucal dos veces al día.  Reducirá la inflamación y fortalecerá los dientes.

Miel con agua tibia

La miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que tratan las heridas, por lo que otro de los remedios caseros a considerar es enjuagarse la boca con una solución de agua tibia y una cucharadita de miel para calmar el dolor.

Cúrcuma

Para aliviar la sensibilidad dental puedes masajear un poco de cúrcuma molida en el diente afectado, si la molestia es individual.

Te recomendamos en video