Viajar es vivir

Hoy día, recorrer las calles en la mayoría de los países del mundo desde nuestras pantallas ya no es ciencia ficción sino tecnología real.

Viajar es vivir, reza el dicho. Visitar lugares exóticos, conocer diversas culturas y adentrase en estructuras antiguas y modernas le dan chispa a nuestra existencia y amplían nuestro entendimiento. Y en estos días, cuando la pandemia mundial y las limitaciones económicas son importantes obstáculos para tomar vuelo o zarpar en viaje de placer, la tecnología nos brinda interesantes alternativas para explorar nuestro globo terráqueo desde la seguridad y comodidad de nuestros hogares. En vez de una maleta solo necesitamos una tableta, teléfono inteligente o PC para convertirnos en viajeros virtuales con la capacidad de alcanzar los más recónditos confines de nuestro planeta.

Hoy día, recorrer las calles en la mayoría de los países del mundo desde nuestras pantallas ya no es ciencia ficción sino tecnología real, y es que cuando Google lanzó su inmensa flota de vehículos con cámaras de 360 grados para capturar millones de imágenes de calles y avenidas por pueblos y ciudades, pocos imaginaron que el proyecto lograría un alcance tan grande y un impacto tan profundo. Para comprobarlo, comience visitando la ciudad de las luces, París a través de Google Maps. Simplemente escriba “torre eiffel” y una vez aparezca el mapa, oprima sobre un ícono de la figura humana amarilla y arrástrela sobre cualquier línea azul. Verá que como por arte de magia su pantalla lo transportará al lugar. Deslice su dedo en su equipo móvil u oprima y mueva el ratón para que experimente como gira la imagen en sus 360 grados. Esta es una de las nuevas maneras de visitar el mundo virtualmente.

Además existen las excursiones virtuales, como las que ofrece Google Arte & Cultura, donde puede “pasear” por las galerías de importantes museos, ver las obras y hasta acercar la imagen para observar cada detalle. Una búsqueda en Google de “excursiones virtuales” le proveerá acceso a páginas que le enlazarán con zoológicos, acuarios y parques nacionales. Hasta el Vaticano se ha unido a esta nueva modalidad y ofrece visitas virtuales en tres dimensiones, que incluyen la Capilla Sixtina, donde podrá admirar la obra del pintor Miguel Ángel. También puede optar por hacer una búsqueda en YouTube de su destino favorito para tener accesos a decenas de vídeos tomados por visitantes y otro producidos profesionalmente. Y si incluye la palabra “drone” junto al nombre de la ciudad o país, como ave en pleno vuelo, podrá disfrutar de increíbles vistas panorámica.

Aunque nada sustituye estar físicamente en un lugar y percibir los olores y sabores, viajar virtualmente nos puede proveer horas de entretenimiento y una sensación de expansión de nuestros horizontes. Resulta ser una manera práctica de enfrentar una pandemia que nos mantiene seguros pero cautivos en nuestros hogares.

Le podría interesar este video: