Seis pasos para quitarte el esmalte permanente en casa

Esta técnica es bien sencilla

archivo

Quitar el esmalte permanente de las uñas es una labor que resulta un poco pesada si queremos hacerlo bien. Si no se hace con cuidado las uñas podrían quebrarse.

Pero, existen una serie de técnicas para eliminar el esmalte permanente que nos facilitarán mucho la tarea.

Estos pasos son muy sencillos y más aún si te agarró por sorpresa la cuarentena por el Covid-19 y con la manicura con esmalte permanente.

Tranquila, acá te enseñamos cómo debes hacer para eliminar el esmalte permanente en la comodidad de la casa y con sencillos materiales que puedes tener a alcance de tus manos:

Los pasos y trucos

La verdad es en los centros de belleza cobran, algunas veces, una buena cantidad de dinero por la manicura y retirar el esmalte permanente de las uñas.

Ahora, te revelamos cómo quitar el esmalte permanente tú misma, sin dañar las uñas. Sigue estos sencillos pasos:

¿Qué necesitas?, estos implementos:

– Lima.

– Acetona pura.

– Discos de algodón.

– Papel de aluminio.

– Pusher o palito de naranjo.

-Pulidor.

Paso a paso

Debemos emplear bastante tiempo y ser muy cuidadosas e ir despacio. Hay que tener en cuenta que cuando quitamos el esmalte con líquido con químicos, nuestras uñas se pueden dañar y estar más frágiles durante un tiempo.

– Primero, pulimos el esmaltado para quitar el brillo y dejamos la superficie porosa. De esta forma, estaremos quitando la capa superior del esmalte con bastante facilidad.

– Cortamos los discos de algodón, mojamos en acetona pura y aplicamos encima de las uñas.

– Envolvemos cada dedo en papel de aluminio y esperamos unos 15 minutos.

– Con un pusher o un palito de naranjo quitamos el esmaltado suavemente. ¡No lo hagas con fuerza! Quedarán restos que tendremos que eliminar con un algodón impregnado en acetona pura. Quitaremos el esmalte sobrante frotando, de forma suave, hacia la punta de la uña.

– Pulimos las uñas para quitar los restos de esmaltado.

– Aplicamos aceite para cutícula y crema de manos. Podemos utilizar un barreño con un poco de agua tibia y jabón neutro, y después secarlas bien e hidratarlas. También puedes emplear una crema hidratante especial para uñas, vaselina o un aceite nutritivo. Podemos hidratar nuestras uñas a diario durante, al menos, una semana.

Te recomendamos en video: