Claves para lidiar con una suegra tóxica y mantener la relación sana

Es importante mantener un vínculo sano y establecer límites

Las relaciones amorosas no son como los cuentos infantiles nos lo hicieron creer, ya que no sólo te comprometes a aceptar a tu pareja, sino también a su familia y amigos, incluyendo a la temida suegra tóxica.

Este tipo de mujeres son las típicas madres que, sin importar qué edad tengan sus hijos, siempre pretenderán tener el control sobre él y sus decisiones, entre ellas, tú relación con su “bebé”.

Es por ello que en este artículo te daremos algunos consejos para que puedas lidiar de buena manera con tu suegra tóxica y tener una relación sana entre ambas.

En vez de evitar el contacto, lo ideal es encontrar cosas en común y pasar tiempo de calidad con ella, algo tan simple como ir juntas de compras al lugar que le gusta o tomar un café en su restaurante favorito hará que todo mejore.

Hazla sentir útil

El trabajo de una madre jamás termina, sin importar la edad que tengan nuestros hijos, es por eso que las suegras tóxicas suelen ser tan dominantes, porque creen saber cada aspecto de sus hijos y cómo le gustan las cosas.

En el fondo, muchas sienten que tú llegaste para remplazarla en su cuidado y es por eso que pueden sentirse amenazadas con la idea de que tú pretendas alejar a su hijo de su lado.

Es por eso que lo mejor para ganarte a la mamá de tu pareja es incluirla de vez en cuando en sus planes, así pasarán tiempo de calidad y ella entenderá que no quieres que ella se aleje.

Debemos sobrellevar la situación, pero esto no significa que tengamos que soportar cosas que simplemente no nos gustan.

Lo mejor en estos casos es hablar con nuestra pareja y decirle los puntos que no nos gustan, para que haya conocimiento de ambos sobre cómo tratar una situación difícil con su madre.

Lo siguiente es tener una charla sincera con la suegra, dejando los puntos claros con las cosas que no te agradan, ya sean comentarios de su parte o tratos hacia ti que te parecen de más.

Hazle entender que tú no llegaste a suplirla como la mujer que le ha dado todo el amor y el cariño del mundo, sino que ahora tendrá el cuidado y el apoyo de dos mujeres que quieren lo mejor para su futuro.

Un futuro en la que pueden estar ambas, mostrando respeto mutuo, aceptación de los límites y empatía.

Lo más importante que debes recordar es que todo debe ser paso a paso, cada progreso es bien recibido para convertir a tu suegra tóxica en una nueva amiga.