DACO y la FDA se alían para fiscalizar prácticas engañosas en suplementos dietéticos

Farmacias, gasolineras, “sex shops”, y tiendas especializadas en suplementos vitamínicos son parte del operativo

Secretario del DACO, Edan Rivera Rodríguez. - Archivo

El Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), junto a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), se encuentran impactando diferentes tipos de comercios con el fin de fiscalizar prácticas engañosas o ilegales en la venta de suplementos dietéticos y estimulantes promovidos como naturales.

“Esta iniciativa conjunta surge de un objetivo medular que el DACO y la FDA compartimos, el cual es asegurar que no se burle la confianza del consumidor con promesas falsas o cuya veracidad no se pueda constatar, las cuales pudieran representar algún riesgo a la salud, además de afectar su economía”, expresó Edan Rivera Rodríguez, secretario del DACO en declaraciones escritas.

Farmacias, gasolineras, “sex shops”, y tiendas especializadas en suplementos vitamínicos son parte del operativo que se lleva a cabo durante la mañana y tarde de hoy. Hasta el mediodía, se habían impactado un total de 24 comercios distribuidos en toda la zona metropolitana de la Isla.

Según puntualizó Rivera, “el hecho de que un producto sea de venta libre no lo hace inofensivo. Así también, el que contenga algún ingrediente percibido como favorable a la salud no lo convierte en una cura milagrosa. Es por ello que nuestra reglamentación define como engañosa toda práctica que induzca al consumidor a realizar una compra valiéndose de información falsa o no comprobada científicamente”.

Como resultado del operativo, hasta el mediodía se habían identificado cerca de 20 productos que incumplen con las normas aplicables, lo que ha dado lugar a que se emitan los avisos de infracción correspondientes. Respecto a los productos en torno a los cuales se identificó alguna ilegalidad, se requirió el retiro inmediato de su exhibición para la venta.

“Proteger la salud y seguridad de los consumidores es la máxima prioridad de la FDA, y nos mantendremos atentos a las advertencias sobre productos y compañías que ponen en riesgo al público”, dijo Judy McMeekin, Pharm.D., Comisionada Asociada de Asuntos Regulatorios de la FDA, quien aclaró que “los productos con reclamos no aprobados que prometen curar, tratar o prevenir una condición de salud pueden potencialmente dañar a los consumidores que usan estos productos en lugar de buscar tratamientos efectivos, tal como son los medicamentos aprobados por la FDA”.

El recorrido de hoy se centra en verificar dos grandes aspectos de protección al consumidor: 1) las prácticas engañosas en los empaques o la forma de promover, en los sitios de venta, los atributos de ciertos suplementos; y 2) la exhibición para la venta de productos con ingredientes respecto a los cuales la FDA hubiese emitido alguna alerta.

Los representantes de ambas agencias se expresaron satisfechos con el resultado de la alianza estratégica establecida para este operativo. “Confiamos en seguir desarrollando proyectos e iniciativas conjuntas que nos permitan brindar una mayor protección al consumidor; lo cual es, en definitiva, lo que ambas agencias buscamos”, concluyó el secretario del DACO.