Un fracaso total la colecta para ayudar a Laura Bozzo

La peruana se encuentra prófuga de la justicia por el delito de fraude fiscal.

Como un total ‘fracaso’ fue catalogado el esfuerzo que empezó Carlos Bonavides, actor mexicano conocido como ‘Huicho Domínguez’, quien organizó una colecta de fondos para ayudar, a la peruana Laura Bozzo, pero nadie colaboró.

Bozzo atraviesa graves problemas con la justicia, luego de ser acusada por evadir impuestos en el país azteca. Incluso la ex presentadora de Tv es buscada por la Interpol, y en su nombre se encuentra un dictamen de prisión preventiva por el delito de fraude fiscal. Ella no da rastro del lugar en el que se encuentra y ya se emitió alerta roja.

Una colecta fracasada

Bonavides, anunció que recaudarían fondos para ayudar a la polémica peruana ante las deudas que tiene con la justicia. El llamado para la colecta se dio hace un mes, y el actor mexicano dio a conocer que ‘nadie se contactó con él”.

“No, nadie me ‘peló’ en la colecta. No tuve ninguna respuesta”, declaró. Además, para evitar problemas con la justicia, aseguró que tampoco sabe el paradero de la también llamada ‘abogada de los pobres’.

“Yo a la señora Laura no la he visto para nada, no he tenido comunicación con ella, no sé exactamente cuál sea su destino ni su paradero, lo que siempre le he deseado es buena suerte, que arregle su problema porque es una compañera, una dama que yo respeto y que yo admiro”, recalcó el recordado ‘Huicho Domínguez”.

Familia de Bozzo no sabe nada de ella

La última publicación de Bozzo en su cuenta de Instagram se dio hace 10 semanas, y desde ahí muy poco se sabe de la ubicación de la presentadora de televisión.
Incluso su familia ha recalcado que no conoce su paradero. Una de sus dos hijas, Victoria de la Fuente, anunció a través de su cuenta de Instagram que está esperando su primer hijo, primer nieto de la conductora y que posiblemente no podrá conocer de cerca.

La última publicación de Laura Bozzo en su cuenta de Twitter, se dio para aclarar que ‘no estaba al corriente de los delitos que habían cometido en su nombre los administradores de su fortuna y que pagaría cualquier sanción que se le imponga, asegurando: “Lo que se debe, se paga”. Sin embargo, también insistió en que su delicada salud le impedía comparecer ante la justicia para afrontar su condena.