Famosas que se arrepintieron del bótox y ahora se pronuncian en contra

La presión por alcanzar la perfección llevó a estas famosas a tomar decisiones equivocadas

Las mujeres estamos sometidas a la presión social que nos dice cómo debemos vernos para ser consideradas lo suficientemente deseables con el paso de los años.

Especialmente cuando se trata de Hollywood, existe una presión por la perfección que ha llevado a las famosas a someterse a costosos y dolorosos tratamientos que muchas veces termina por causarles daño.

Aquí te mostramos algunas de las famosas que recurrieron al bótox y que tras tener una mala experiencia, ahora advierten sobre los riesgos de este.

Jamie Lee Curtis

Jamie Lee Curtis aprendió la lección de la peor forma y es que la decisión de recurrir al bótox para mejorar su aspecto le provocó efectos inesperados en su cuerpo.

ewfewfew-aeceb7c48407da9df8e3fe96392dd0bc.jpg

La actriz de Halloween y Freaky Friday siempre ha destacado por su gran talento y belleza pero el comentario de un camarógrafo que dijo que tenía "ojos hinchados" la llevó a pensar que había algo malo con su rostro.

A principios de la década de los 2000, Curtis probó el bótox y la liposucción, lo que le generó una adicción a la Vicodina. Ahora a sus 62 años y con el recuerdo de aquel mal trago, describe que la obsesión actual por pasar por el quirófano con fines cosméticos está "acabando con generaciones de belleza".

En una reciente entrevista con Fast Company, la veterana actriz reveló que ahora tiene 22 años de sobriedad. Ella cree que permitir que los jóvenes busquen someterse a esas mejoras 'es como darle una motosierra a un niño pequeño', que 'una vez que te metes la cara, no puedes recuperarla'.

Nicole Kidman

Ella siempre ha sido considerada una de las mujeres más bellas de la industria del entretenimiento aunque hubo un momento en el que dejó de creer en su belleza natural para someterse a un tratamiento de bótox.

La actriz nunca admitió haberlo hecho pero los cambios en su rostro se hacían cada vez más evidentes, lo que la convirtió en blanco de críticas.

Fue hasta 2013 que Nicole Kidman admitió al periódico italiano La Repubblica: "¡Por fin puedo volver a mover la cara!". Y es que cuando vio que el bótox había eliminado su capacidad para gesticular, buscó la forma de disolverlo de su rostro.

Ahora, la protagonista de Big Little Lie se ha encargado de promover el cuidado de la piel al natural. “Uso protector solar, no fumo y me cuido, y me enorgullece decir eso”.

Anna Faris

vrfvrgvbgtrb-56af70dc4ef335bc2e321cd900969c76.jpg

En sus memorias de 2017, Unqualified, Anna Faris admitió que siempre tuvo una inseguridad alrededor de su delgado labio superior, y para sentirse mejor, comenzó a recibir inyecciones en los labios, en el año 2000.

La actriz se encontraba filmando The House Bunny. y comenzó a notar una pequeña diferencia, pero nadie decía nada. "No dejaba de preguntarme si alguien más se había dado cuenta…definitivamente no fue la opción correcta", dijo.

Courtney Cox

La estrella de "Friends" ha estado en la industria mucho tiempo lo que la llevó a pensar que debía verse siempre joven.

Cox comenzó a someterse a intervenciones estéticas que deformaron su rostro. Llegó a un punto en el que parecía apenas reconocible.

"Lo siguiente que sabes es que estás en capas y en capas y en capas. No tienes idea porque es gradual hasta que dices: 'Oh [improperio], esto no se ve bien'. Y es peor en las imágenes que en la vida real ”, le dijo a New Beauty.

 

Te recomendamos en video