Así ha cambiado Brooke Shields a 41 años de conquistarnos en Blue Lagoon

A los 54 años, Brooke Shields sigue siendo un ícono de moda y belleza

Brooke Shields es simplemente una de esas bellezas icónicas que trasciende con el tiempo.

Ella se convirtió en la chica que todas querían ser en los ochenta, con su larga cabellera y forma glamorosa de vestir. Shields dominó las películas y las portadas de revistas en aquella década aunque desde muy temprana edad resultó una figura controversial por sus escenas de desnudo.

rgtrgvrftb1024x5-2a67952eda5aab479215cb79c361c471.jpg

Shields se catapultó a la fama cuando protagonizó la cinta Blue Lagoon, causando controversia por sus sensuales escenas ¡a los 14 años!.

A pesar de que se convirtió en un sex symbol a temprana edad, se mantuvo como uno de los ídolos adolescentes que todas querían ser por su larga cabellera y looks icónicos.

tyhythbytn-b4a6c306d967d6f5b6e993aedb129160.jpg

Brooke se convirtió en modelo de Calvin Klein y para los 16 años, se había convertido en una de las caras más reconocidas en los Estados Unidos. Pero con toda la fama, Shields también se dedicó a estudiar y logró su pase a la Universidad Princeton donde escribió su tesis sobre la representación de la inocencia en las películas.

"Aprendí bastante rápido que en esta industria, [la educación] es lo único que no pueden quitarte", le dijo al New York Post. "He trabajado con Miley Cyrus y Ed Westwick y todos estos niños pequeños, y siempre tengo esa conversación [con ellos]".

Por un tiempo, la actriz tuvo problemas para encontrar su lugar. Se separó de su madre, quien era su mánager y sufrió con la falta de privacidad que viene inevitablemente con la fama.

frtgtrgvtr-b95d3dabeb5305d9e6665286fc682c8a.jpg

A medida que Shields comenzó a madurar tanto personal como profesionalmente, hizo un gran cambio en su vida al separarse de su "mamá" de toda la vida. Shields y su madre se separaron profesionalmente en 1995.

"Algo no se sentía bien. Tenía esperanzas y sueños, y no estaba haciendo nada para lograrlos. Todo lo que tenía eran obligaciones. Como actriz, nunca tuve la oportunidad de crecer. El enfoque estaba en crear una persona en lugar de un talento", confesó para Rolling Stone.

Han pasado 41 años desde el estreno de "La laguna azul" y la actriz logró darle el giro que tanto quería a su vida.

La actriz de 56 años no pudo ocultar su emoción ahora de que su hija mayor iniciará la universidad. Aunque claro, eso también significó tener que aprender a dejarla ir.

Brooke sorprendió este fin de semana luego de compartir una serie de fotografías en las que mostró su lado más sensible.

brbvdrfrfgb-7b5d8f7910565d832c757c90e81e04f1.jpg

“Mi niña única y extraordinaria extendiendo sus alas. Te quiero tanto ”, subtituló Shields una serie de fotos de la Universidad de Wake Forest en Carolina del Norte.

grfgtrfbgtrhbtgf-45d6bb3a3dd2e379feff318cc4ae4451.jpg

En una de las fotografías se ve a toda la familia, incluida su otra hija Grier, de 15 años, y su esposo, Chris Henchy, reunidos en el nuevo dormitorio de Rowan, de 18 años.

"Estamos muy orgullosos de ti", escribió Shields. “Este fue el viaje más triste lejos de cualquier lugar que haya tenido que hacer. Pero mi bebé está COMENZANDO una de las aventuras más importantes de su vida hasta la fecha … ¡AHORA! "

La publicación se llenó de buenos deseos y por supuesto de halagos para Shields pues demostró que conserva la belleza que simpr4e la ha caracterizado.

Después de estar en el ojo público durante casi toda su vida y estar envuelta en un par de sucesos controversiales, Shields ha optado por llevar una vida más tranquila. Ahora ella es portavoz de la campaña de Tupperware's Chain of Confidence SMART Girls, un programa que enseña a las niñas a cuidar su bienestar físico y mental.

En sus redes sociales comparte tips de belleza, de salud mental y muestra su felicidad al lado de su familia, dejando claro que no hay una edad en la que dejas de sentirte plena.

 

Te recomendamos en video