Un violín gigante flota en Venecia

El violín gigante hizo su primer viaje de prueba en Venecia mientras un violonchelista tocaba en la cubierta

Recientemente fue presentado y probado un barco con forma de violín gigante, conocido como El ‘Violín de Noé’ y creado por el artista italiano Livio De Marchi en colaboración con el Consorcio de Desarrollo de Venecia.

La peculiar embarcación hizo su primer viaje de prueba en Venecia mientras un violonchelista tocaba en la cubierta.

capturadepantall-6c7b42abbc6382443dc3483c28d6e374.jpg
Violín gigante flotando en el agua

Aunque ya se ha colocado en el agua, la embarcación con forma de violín se botará oficialmente en septiembre y navegará por la ciudad.

El instrumento flotante fue diseñado para ser fácilmente desmontado y reconstruido, y será lanzado formalmente el 18 de septiembre, cuando navegue por la ciudad lagunera.

“Al igual que noé puso a los animales a bordo del arca para salvarlos, nosotros difundiremos el arte a través de la música en este violín!”
Livio De Marchi, 12
metros de longitud tiene el violín gigante.

Homenaje a víctimas del COVID-19 con violín gigante

El violin gigante fue creado durante el encierro decretado en Italia por la pandemia de COVID-19 y, según ha comentado Livio De Marchi, conocido como el Carpintero de Venecia, esta embarcación fue construido para ofrecer un homenaje a las personas que han muerto a causa de esa enfermedad.

El violín, que ha tardado un año en construirse, simboliza "el renacimiento de Venecia" tras la pandemia, según dijo el escultor a la prensa local.

En su carrera artística, De Marchi trabajó primero en mármol, luego en bronce y más recientemente en madera. Ha completado una serie de lo que él llama Obras Gigantes, cada una con un toque de ironía y extrañeza. La flotación en el agua es un tema claro (después de todo, está en Venecia) en sus coches flotantes, grúas de papel y un barco gigante con forma de zapato.

Ayudan a joven que transportaba a su madre en silla de ruedas por la Baldorioty

Ayudan a joven que transportaba a su madre en silla de ruedas por la Baldorioty

El joven Roberto Stewart jamás pensó que aquel paseo cotidiano les iba a cambiar la vida.