AARP otorga Premio Community Challenge 2021 para desarrollar huertos comunitarios en 5 municipios

ACOMER PR dirigirá el proyecto con apoyo del Servicio de Extensión Agrícola de la UPR.

Unsplash

AARP Puerto Rico seleccionó la organización ACOMER PR como ganadora del Programa AARP Community Challenge 2021 en la Isla, el cual otorga fondos para proyectos físicos de acción rápida que ayudan a mejorar las comunidades en Estados Unidos y Puerto Rico. Este es el cuarto año del programa en la Isla donde se recibieron 11 propuestas, de un total de 3,563 solicitudes recibidas en todo Estados Unidos. Esta iniciativa es parte del programa de Comunidades Habitables de AARP, cuyo objetivo es que las comunidades sean lugares ideales con desarrollo sostenible, accesos y actividad para todos, no importa la edad.

“Con el objetivo de promover la integración social multigeneracional, la productividad de los mayores en las comunidades, mejorar la salud y la seguridad alimentaria en respuesta a los desastres naturales recientes y la pandemia, AARP PR y ACOMER PR lanzan este proyecto colaborativo comenzando con el desarrollo de 5 huertos comunitarios en los municipios de Loíza, Camuy, Orocovis, Ponce y Las Marías”, expresó José R. Acarón, director estatal de AARP PR. Asimismo, abundó sobre los beneficios de la creación y manejo de los huertos comunitarios, al enfatizar “que las personas mayores combaten el aislamiento social, aumentan su actividad física y mejoran su alimentación además de aportar a su situación económica al incurrir en menos gastos de alimentos, y también se podrían generar ingresos al vender los productos agrícolas”.

Por su parte, José Domingo Soto, director ejecutivo de ACOMER PR, destacó que “ante el nuevo mundo que vivimos y la realidad virtual los huertos comunitarios también fomentan la interacción de todas las generaciones, facilitando el diálogo y la enseñanza transgeneracional tan necesaria para mantener vivo el conocimiento y la cultura en cada comunidad”. De igual forma, explicó que cada huerto está diseñado por y para los residentes de las comunidades, adaptado a sus realidades y necesidades. “En cada centro comunitario, se ofrecerán servicios educativos y de capacitación sobre manejo de emergencias, seguridad alimentaria y el uso de tecnología especialmente para los adultos mayores de la comunidad, que tienen un rol importante de mentoría”, añadió.

Por otro lado, tanto Acarón como Soto Rivera destacaron que, para la creación y mantenimiento de los huertos comunitarios, ACOMER PR contará con la asistencia y participación del programa de Servicio de Extensión Agrícola de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, quienes proveerán una serie de talleres y supervisión de las técnicas agrícolas. “Esta relación entre los agentes agrícolas, líderes comunitarios y ACOMER PR se mantendrá por el curso de un año hasta que las comunidades tengan el conocimiento y las capacidades de mantener sus propios huertos”, agregó Soto Rivera.

Acarón también explicó que la iniciativa en el 2021 aprobó 244 proyectos, para un total de $3.2 millones en subsidios otorgados mediante el programa “AARP Community Challenge”, a organizaciones comunitarias de Estados Unidos, el Distrito de Columbia, Puerto Rico y las Islas Vírgenes con el fin de lograr los siguientes objetivos:

  • Incrementar la labor cívica con proyectos tangibles e innovadores
  • Crear lugares públicos vibrantes
  • Ofrecer una amplia variedad de opciones de transporte y conectividad
  • Apoyar la disponibilidad de una variedad de viviendas
  • Demostrar el valor tangible de las “Ciudades Inteligentes”
  • Apoyar esfuerzos locales de recuperación relacionados a la pandemia
  • Promover un enfoque de diversidad e inclusión

“En los últimos años, hemos visto resultados tangibles en comunidades locales con las que colaboramos, logrando mejoras de infraestructura que promueven la participación e integración social de todas las generaciones”, dijo Acarón. En primer lugar, La Fundación Sila María Calderón aportando al proyecto de Empresarismo y desarrollo de la mujer. En segundo lugar, la Coalición Comunidad San Patricio (CoSPI) en Guaynabo, quienes lograron la instalación de luminarias LED en la Avenida San Patricio luego del Huracán María con fondos a través de esta iniciativa, lo cual fomenta la seguridad y vida comunitaria. En el 2020, se aportó al proyecto de Arte y Renovación Comunitaria del Municipio Autónomo de Ponce, ayudando a integrar y motivar la comunidad mediante la renovación de áreas comunes y promoviendo la expresión artística mediante murales y artesanías.