Conoce la razón por la que Shakira no quiere que sus hijos escuchen sus canciones

Tampoco quiere que ellos sepan que su mamá es una de las artistas más reconocidas del momento

Shakira

Shakira se ha convertido en una de las artistas latinas con más reconocimiento a nivel global debido a que su carrera musical está llena de muchos éxitos. La barranquillera no para de sorprender a sus fans, recientemente estrenó su nuevo sencillo Don’t Wait Upy que ha tenido gran aceptación.

Además de su vida profesional, la intérprete de Estoy Aquí se ha destacado por formar una ejemplar familia junto al futbolista español Gerard Piqué. Como fruto del amor entre ambos nació Milan de 8 años y Sasha de 6 quienes cada vez que aparecen en redes sorprenden a los usuarios.

Asimismo, recientemente en una entrevista con un medio internacional la cantante reveló que ella se niega a que sus hijos escuchen sus canciones. Tampoco quiere que ellos sepan que su mamá es una de las artistas más reconocidas del momento.

shakira11024x961-be5f17ba84c5b4f25ed6296482aae759.jpg
La cantante suma 70 millones de seguidores en su cuenta oficial. Foto: Instagram @shakira

Shakira no quiere que sus hijos escuchen sus canciones por esta razón

Para Shakira representa una maravilla que sus hijos no conozcan sobre sus éxitos profesionales y la razón es que ella quiere que ellos crezcan y tengan "una vida normal".

“No hago que mis hijos escuchen mi música. Intento no poner mis propias canciones cuando estamos en casa. Intento darles la mayor sensación de normalidad posible”, confesó para el portal ET Canadá.

La colombiana desea que sus pequeños crezcan sin la presión médiatica que la rodea a ella y a su pareja. “Resulta innegable que no pueden escapar al hecho de que yo sea un personaje público, al igual que su padre, pero intentamos normalizar las cosas y vivir de forma sencilla, como cualquier otra persona”, añadió la artista.

Del mismo modo, la líder de la Fundación Pies Descalzos asegura que tanto ella como su pareja tratan de normalizar las cosas y vivir de forma sencilla como cualquier otra persona.