Escritora denuncia "ineptitud y dejadez gubernamental" contra personas como Don Rafa

Ver declaraciones íntegras

La laureada escritora cialeña, Tina Casanova, puso en el "tintero" de las redes sociales un caso que le tocó muy de cerca, al tiempo que denuncia la "ineptitud y dejadez gubernamental" contra las personas con bajos niveles de pobreza.

Se trata del caso de Don Rafa, un adulto mayor "que no tiene ni agua potable ni energía eléctrica en su casa desde el paso del Huracán María".

Según la escritora, "A nadie le interesa si vive en bajísimos niveles de pobreza. Las instituciones gubernamentales no existen para ayudar a Rafa. Y él sigue sufriendo y malviviendo".

En un reclamo público, la escritora hizo las siguientes declaraciones para intentar encontrar una solución urgente a este viacrucis que enfrentan muchos en el país.

"Sigfredo y yo nos hemos dado a la tarea de ayudar a Rafa. Le conseguimos las ayudas gubernamentales que ofrecen por la pandemia. Y desde el primer momento todo ha sido una odisea, una carrera contracorriente, una lucha cuerpo a cuerpo contra la burocracia, la ineptitud, la desidia, la indiferencia y la mala leche que nos arropa en esta bendita patria nuestra.

Rafa no tiene buzón, no tiene identificaciones solo su tarjeta del seguro Social y la electoral que no sirven para mucho contra las exigencias de lo establecido. El primer cheque de los $1,200.00 le llegó al buzón de una vecina, que con toda su mala fe amenazó con romperlo y tirarlo a la basura porque él no le pidió permiso para usar su buzón. Llamamos a la policía y la obligamos a entregarlo. Intentar cambiar su cheque en el banco fue otra escalada del Níagara en bicicleta. Rafa es analfabeta, discapacitado intelectual y no sabe escribir ni su nombre, pero lo logramos. Hicimos el cambio de dirección en Hacienda por los medios electrónicos, pero ellos no actualizaron sus archivos y el cheque de los $600.00 le volvió a llegar a la Vecina Malafé. Lo devolvió al correo. Nos enteramos porque ella misma lo comentó en el barrio. Arrancamos para Hacienda.

Allí logramos vencer todos los escollos que visitar una oficina gubernamental en estado de pandemia requiere. Casi todo el personal pertenece a la Agencia de Seguridad St. James Security. Nos preguntamos si además de pagar a empleados gubernamentales trabajando desde su hogar tenemos que pagar por el personal de seguridad presencial. En fin, logramos recuperar el cheque de los $600.00 y nos aseguramos de que allí mismo hicieran el cambio de dirección. En aquella vez, el banco no quería cambiarlo porque Rafa no posee identificación ''oficial''. Una amenaza con retirar nuestras cuentas del banco fue disuasivo para que nos lo cambiaran, pero nos advirtieron que no regresáramos con el hombre sin su identificación oficial. Ahora estamos en ese trámite que ya nos ha costado casi $300.00, comenzando desde la recuperación de su certificado de nacimiento. Esperábamos que para la próxima ayuda todo fuera diferente, pero nos equivocamos.

El cheque no llegó. No hay forma de que Hacienda conteste los teléfonos, la plataforma de Suri no tiene espacio para hacer reclamación o averiguar si el cheque fue expedido. No hay nada que el ciudadano pueda hacer para evitar la odisea de tener que visitar una oficina del gobierno. Sin otra cosa de qué echar mano, nos dirigimos hoy a Hacienda. Hacer una inmensa fila ya sea en auto o a pie, bajo sol y lluvia, hasta que te permitan entrar. Nos atiende alguien que hace las primeras averiguaciones, luego de hacer otra fila kilométrica, nos envían para el piso 7. En el piso 7, otro empleado de Seguridad nos dice que si no tenemos el número de cheque no pueden ayudarnos. Dispuestos a no regresar sin obtener información, regresamos de nuevo al puesto No. 1 y hacemos de nuevo la fila kilométrica. Luego de implorar que busquen en sus récords, que debe haber información si el cheque salió y a qué dirección lo enviaron, que necesitamos el número de cheque, nos consiguen por fin el dichoso numero. Vuelta a regresar al piso 7 esta vez con el numero del cheque expedido. Allí está el cheque. El problema: Hacienda hizo el cambio de dirección, pero lo hizo mal y por supuesto, el cheque fue devuelto por el correo.

Cheque en mano, Rafa feliz, como muestra la foto me dice:
Yo sabía que lo íbamos a conseguir. He estado orando todos estos meses. Soy un hombre de fe.

Y la fe de Rafa nos volvió a salvar esta vez de la ineptitud y la desidia. ¡Cuántos Rafas tenemos en nuestra isla que nadie los ayuda, que no reciben los servicios básicos a que un ciudadano tiene derecho! ¿Quién los orienta? ¿Quién los ayuda? Por supuesto el gobierno no lo hará.

Si sólo aprendiéramos la lección!

Eso quería informar!".

Hacienda hace disponible Planilla de Crédito para pensionados de bajos recursos

Hacienda hace disponible Planilla de Crédito para pensionados de bajos recursos

Personas de 65 años en adelante y pensionados ya pueden solicitar los créditos del año contributivo 2020