Mayo de los Adultos Mayores: Urge nuevo plan ante una revolución poblacional mundial

AARP inicia campaña Los Mayores: La Fuerza del Futuro

Con una merma poblacional de 11.8% desde el 2010, los resultados preliminares del Censo 2020 evidencian un aumento acelerado en la tendencia de envejecimiento en Puerto Rico, donde la mediana de edad de 43 años ya supera la mediana que se proyecta mundialmente para el 2050. No obstante, las emergencias y la pandemia han visibilizado que las estructuras sociales, gubernamentales y de servicios en la Isla no se han adaptado al cambio dramático que necesita el país para crear un nuevo modelo que responda a esta nueva realidad poblacional.

“Es ante esta coyuntura de envejecimiento acelerado y en mayo, Mes de los Adultos Mayores, que AARP PR lanza la campaña ‘Los Mayores: la Fuerza del Futuro’. Esta iniciativa busca promover la adopción de un plan de país con mejor integración generacional, reducir el discrimen por edad y concientizar sobre su inmenso costo social”, anunció José Acarón, director estatal de AARP PR. Asimismo, subrayó que “nuestra meta es visibilizar las aportaciones de las personas mayores en nuestra sociedad y cabildear por la ejecución de la Ley 121 de 2019, la nueva política pública de avanzada en favor de las personas mayores”.

De igual forma, Acarón sostuvo que “aunque esta tendencia acelerada de envejecimiento parezca una crisis, hay que tener visión y darnos cuenta de que es una oportunidad para crear un nuevo modelo de desarrollo socioeconómico que puede fortalecer la competitividad de Puerto Rico, ya que el envejecimiento poblacional es un fenómeno mundial”.

Por otro lado, la presidenta estatal de AARP PR, Marie Estela Cestero, también señaló que para capitalizar en las oportunidades que presenta el envejecimiento, hay que enfrentar el discrimen por edad o “edadismo”, un problema social que afecta todas las generaciones y en particular a los mayores. “El edadismo perjudica nuestra salud y bienestar y constituye un obstáculo importante para la formulación de políticas públicas eficaces y la adopción de medidas que impulsen el envejecimiento saludable de todos”.

Como parte de esta iniciativa, AARP Puerto Rico llevará a cabo el Encuentro con el Gobernador, que será un ‘Townhall Meeting Virtual’ con el Primer Ejecutivo y 5 de los secretarios de su gabinete para dar seguimiento a la ejecución de la Ley 121 de 2019 (nueva política pública de avanzada en favor de los adultos mayores).
“Con este encuentro queremos generar una discusión seria en cuanto a la integración social que merecemos los mayores y las próximas generaciones, sin discrimen por edad, a la vez que fortalecemos nuestra gestión para que se cumpla la Ley 121”. Añadió Cestero. Asimismo, explicó que la Ley 121 representa un paso importante para un nuevo plan de país alineado con nuestra realidad poblacional, ya que está dirigida a combatir el discrimen por edad en todas sus expresiones socioeconómicas, para promover el desarrollo e integración multigeneracional, lo cual previene la vulnerabilidad de los mayores. Además, indica las responsabilidades de las agencias del gobierno para atender la población mayor y promover su participación social.

De otra parte, Acarón sostuvo que, como parte de la iniciativa, se realizarán gestiones tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, para que los legisladores de todos los partidos estén alineados con el compromiso de implementar la nueva política pública de avanzada en favor de los adultos mayores bajo la Ley 121.

En términos de la estrategia de concientización sobre el edadismo, el director estatal de AARP PR detalló que se pondrán en acción varios esfuerzos de manera que las personas de todas las edades reconozcan el problema del discrimen por edad o edadismo. “Reconocer el problema es el primer paso para para promover acciones en nuestra sociedad que nos ayuden a reducir el discrimen por edad, y nuestros esfuerzos comprenderán una gama de ejecuciones incluyendo: entrevistas, contenido en radio, televisión, prensa y redes sociales, y un seminario virtual para analizar el asunto del edadismo y su impacto”.

Acarón concluyó haciendo un llamado al Gobernador y a todos los funcionarios del gobierno actual a cooperar para la implantación de la Ley 121 de 2019 por el bien común, independientemente de los partidos políticos. “La implantación de la Ley 121 es esencial para adaptar a Puerto Rico a la nueva realidad poblacional y las oportunidades que esto implica. Cualquier plan de desarrollo social o económico debe estar alineado con la demografía o estaría obsoleto, y tanto los mayores como las próximas generaciones merecemos un país en el que podamos permanecer sin tener que emigrar”.