Los maravillosos trajes de las seis películas nominadas al Oscar

Estos largometrajes compiten por el mejor diseño de vestuario.

Mulán (Bina Daigeler) 

La diseñadora hizo una extensiva investigación sobre la historia china y sus dinastías para mezclar varios elementos de las épocas de auge del antiguo Imperio Chino y así las mezcló con colores vivos y representativos, sobre todo en el caso de Mulán (Liu Yifei), que tiene el color rojo, el epítome de la buena suerte, belleza y alegría, que se combinó con una armadura al estilo Wuxia.Los maravillosos trajes de las seis películas nominadas al Oscar

Este género, tan popular por combinar artes marciales, mitología y fantasía, fue inspirador para dar majestuosidad y fuerza a los demás personajes.

The United States vs. Billie Holiday (Paolo Nieddu) 

Nieddu tuvo acceso a los recursos de Prada, como archivos y costureras, así como diseñadores y colección de telas y al revisar los looks de la icónica cantante de jazz, recrearon algunos conjuntos y otros los creó de ceros. Asimismo, a partir de varias colecciones de la marca y con colores, siluetas y retazos, crearon varias piezas únicas para el largometraje protagonizado por Andra Day.

Los maravillosos trajes de las seis películas nominadas al Oscar

El diseñador  también se ciñó a las referencias fotográficas de Billie y así  darle glamour y lujo, a pesar de sus duras vivencias. Esto lo complementó con tocados y joyas, como la famosa gardenia de la cantante.

Ma Rainey’s Black Bottom (Ann Roth)

La legendaria cantante de blues (Viola Davis) de los años 20 en esta película está en la culminación de su carrera, pero con su vestuario se hace valer ante una sociedad abiertamente racista. Ann Roth usó brocado y terciopelo para crear ese look lujoso y poderoso, y a su vez sensual y arriesgado,  que ostentaba con sus dientes de oro, abalorios y maquillaje oscuro.

‘Ma es la contraparte de Leeve, el último gran papel póstumo de Chadwick Boseman, quien es su trompetista y tiene, durante toda la película, discusiones creativas con ella. La vestuarista contó cómo el actor se interesó en construir cada detalle del vestuario, incluidos los zapatos amarillos (aspiracionales) que compra en la película, y que marcan cómo él quiere destacarse entre los hombres de su gremio.

Mank  (Trish Summerville)

El afamado guionista Herman J. Mankiewicz, quien hizo la historia de “Citizen Kane” (Gary Oldman) y la actriz Marion Davis (Amanda Seyfred) vistieron de colores comunes en la época, como salmones, berenjenas y burdeos, y múltiples texturas, como el paño y lamé (que comenzaba a ponerse de moda al captar muy bien la luz).

Esto le dio realismo y consistencia a la película de David Fincher, que a pesar de ser en blanco y negro, capta distintos tonos de color debido a que no se quería que lucieran tan planos y apagados en pantalla.

Pinocho (Massimo Cantini Parrini) 

El diseñador tiene conocimientos en historia de moda con un archivo de 300 años y fue asistente de sastrería. Estos conocimientos los aplicó para combinar lo grotesco, anacrónico y poético para esta nueva versión del popular cuento, donde usa referencias de los siglos XVIII y XIX, que se ven tanto en el vestido del Hada con Cabello Turquesa, como en los trajes de Gepetto (Roberto Benigni), el mismo Pinocho, el Gato y el Zorro.

Emma ( Alexandra Byrne) 

Byrne recreó fielmente el periodo de la Regencia británica a finales de la década de 1810. Para eso se basó no solo en retratos y moda de la época (vestidos de corte Imperio, tonos pasteles y volantes) sino que también hizo réplicas de algunos vestidos de ese periodo que se encuentran en museos como el de Victoria y Albert, por ejemplo.

Asimismo, usó piezas de telas antiguas para crear piezas nuevas.