Director del CRIM insiste en que no se puede cambiar el impuesto al inventario

Hasta que se presenten propuestas concretas y viables que garanticen los fondos que reciben los municipios

El director ejecutivo del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales, (CRIM), Reinaldo Paniagua Látimer, reiteró hoy, martes, que no es posible ningún cambio al arbitrio sobre inventario hasta que se presenten propuestas concretas y viables que garanticen los fondos que reciben los municipios por este concepto y que se utilizan en servicios directos a la ciudadanía, así como para el pago de bonos municipales que están respaldados con dichos recaudos.

De igual forma, Paniagua Látimer mencionó que este ingreso representa unos $250 millones para los municipios y proviene mayormente de los grandes comercios establecidos en Puerto Rico y no de los pequeños y medianos comerciantes como se ha tratado de  representar.

“Aquí se ha creado la falsa idea de que la salud y permanencia de los pequeños comerciantes se afecta directamente con este impuesto, cuando los datos demuestran que eso no es correcto", expresó el funcionario en declaraciones escritas.

Los recaudos producto de la Propiedad Mueble ascendieron el año pasado (2019), a $430 millones, de los cuales $354 millones proviene de 789 comercios de los 85,570 que constituyen la base contributiva del mismo.

Cuando miramos el arbitrio sobre inventario vemos que se recaudaron 257 millones de dólares, de los cuales 207 millones de dólares o el 80 por ciento, fueron pagados por esos 789 contribuyentes. Más aún, los números oficiales revelan que de esos 789 contribuyentes que pagaron el arbitrio, el mayor peso (123 millones de dólares), recayó en sólo 82 grandes comercios que ya gozan de exenciones, decretos y alivios contributivos por parte del gobierno, que al sumarlos son mayores de lo que representa este impuesto”, dijo el funcionario en declaraciones escritas.

De igual forma, el funcionario dijo, que para el CRIM es importante definir claramente quiénes realmente pagan este impuesto, “ya que por años se han tergiversado los datos”, aseguró.

Mencionó que el CRIM y los municipios entienden la preocupación del sector comercial del país que paga este arbitrio y desde el primer día han presentado propuestas para atender la mayor preocupación del sector comercial que radicaba en la recurrencia del impuesto. “Los alcaldes, a través del CRIM han presentado alternativas para atender este asunto, las cuales han sido constantemente rechazadas particularmente, por los representantes de las llamadas “mega tiendas”, que son las que realmente aportan en mayor proporción a los municipios con esta contribución”.

De igual forma, abogó porque las alternativas que se estudien incluyan propuestas certeras para obtener los 250 millones de dólares que dejarían de recibir los municipios de manera recurrente, para los cuales en muchos casos, representará la permanencia de los ayuntamientos. “La realidad es, que hasta ahora nadie ha podido decir de dónde saldrán esos 250 millones de dólares, de forma recurrente para que los municipios puedan seguir dando servicio a la gente ni cómo se pagarán las emisiones de bonos que están garantizadas con ese impuesto”, concluyó.

Le recomendamos: