Para controlar la diabetes, una buena calidad de vida

A pesar de ser una enfermedad crónica, no significa que no se pueda tener una buena calidad de vida.

Una dieta balanceada en frutas y alimentos ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre, ideal para diabéticos. - Getty

La diabetes es una enfermedad para toda la vida. Se presenta cuando la insulina del cuerpo no se puede transmitir correctamente a los músculos y las células de grasa, provocando que el azúcar de los alimentos se quede en la sangre y estos niveles de glucosa puedan llegar a ser demasiados altos.

A pesar de ser una enfermedad crónica, no significa que no se pueda tener una buena calidad de vida. Por ello, las personas diagnosticadas con esta enfermedad deben conocer cómo controlarla, con medidas básicas para permanecer lo más saludable posible.

Presentamos cuatro recomendaciones básicas sobre cómo sobrellevar esta enfermedad.

Revise su azúcar en la sangre

Tras el diagnóstico, es posible que su médico le solicite revisar el nivel de azúcar en la sangre en casa. De esta forma se podrá controlar cómo está funcionando la dieta, el ejercicio y los medicamentos que le han recetado.

Esto se lo puede realizar con un dispositivo llamado glucómetro, que puede proveer una lectura exacta del nivel de azúcar con solo una gota de sangre. Su médico le indicará si el chequeo debe realizarse una o dos veces al día, de acuerdo a su cuadro médico.

¿Por qué revisar sus niveles de azúcar? Tres motivos principales: verificar si la medicación receta le podría provocar hipoglicemia (niveles bajos de azúcar ), conocer si la dosis de insulina es la adecuada, y procurar una buena elección en la dieta y el ejercicio que se necesita.

Comer sano y hacer ejercicio

Evite alimentos con azúcar, carbohidratos, así como la ingesta de alcohol y otras bebidas con azúcar. Por el contrario, una comida balanceada con proteína y fibra, así como saludables y frescos le ayudarán a mantener los niveles adecuados que necesita su cuerpo.

A esto se añade la actividad física que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y bajar la presión arterial. Las actividades más recomendadas son caminar, trotar, o montar en bicicleta durante 30 a 60 minutos todos los días.

Si elige una actividad que disfruta, le será más fácil convertirla en hábito.

 

Cumpla con su medicación

La medicación es una parte del tratamiento que junto a la alimentación y el ejercicio son pilares fundamentales. El médico prescribirá lo que necesita. La insulina es la base farmacológica en el tratamiento de la diabetes, así como otros fármacos orales que deberán ser recetados por su médico tratante.

 

Cuide la salud de sus ojos y pies

Las personas con diabetes deben realizarse revisiones periódicas oftalmológicas, para monitorear la salud de la retina. De esta manera, el paciente y su médico podrán prevenir, detectar y tratar con éxito cualquier tipo de complicación.

De igual forma, es importante revisar diariamente el estado de sus pies para evitar lesiones que pueden acarrear complicaciones. Se recomienda visitar con regularidad al podólogo para mantenerlos limpios y saludables..