Fundación Triple-S conecta a pacientes hospitalizados con sus familias

A través de un robot sobre ruedas llamado Robbie las personas podrán hacer videoconferencias

Para conectar familias y amigos con un paciente durante una hospitalización, la Fundación Triple-S lanzó una iniciativa que emplea un robot sobre ruedas llamado Robbie para que puedan realizar videoconferencias y hablar, cantar o leerle al paciente.

“Las restricciones a las visitas a los hospitales son necesarias, pero no hay duda de que el aislamiento para los pacientes añade estrés a sus preocupaciones de salud. Y cualquiera que tenga a un familiar en el hospital lidia con la preocupación constante de cómo está  y cómo va su tratamiento. Igualmente, quienes viven en hogares para adultos mayores también extrañan las vistas de sus familias. Con esta iniciativa de un robot con capacidad de telepresencia queremos ofrecer la oportunidad para que niños y adultos hospitalizados puedan conversar ‘cara a cara”, aseguró Ivelisse M. Fernández, directora ejecutiva de Fundación Triple-S.

El aislamiento y la soledad, según expertos en salud pública,  se consideran tan dañinos a la salud como fumar o estar sobrepeso. 

Fernández explicó que la iniciativa cuenta con dos robots con conexión a internet que se manejan de forma remota, lo que permite llevar a cabo videoconferencias desde cualquier lugar. “Los robots se mueven sobre dos ruedas y poseen cámaras, micrófonos y pantalla de alta resolución para que la experiencia de la videoconferencia sea gratificante para todos”, aseguró. 

Además, para tranquilidad de los usuarios en aspectos tecnológicos, Robbie cuenta con un equipo técnico que se encarga de su buen funcionamiento, pero no interactúa con los pacientes.  

La ejecutiva indicó que la iniciativa se estará llevando a cabo en varios hospitales, hogares para adultos mayores y  organizaciones sin fines de lucro como CAP, Asociación de Alzheimer y Esperanza para la Vejez.

 

 

Te puede interesar: