Salud espera recibir 47,500 dosis de la vacuna de Moderna

De ser autorizada su uso de emergencia, las primeras dosis arribarían la próxima semana en Puerto Rico

La subsecretaria de Salud, Iris Cardona, y el ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes. - Dennis Jones / Metro

El Departamento de Salud anunció hoy, viernes, que Puerto Rico podría recibir para la semana que viene unas 47,500 dosis de la vacuna contra el COVID-19 manufacturada por la empresa Moderna, de ser aprobada su uso en el plano federal.

En conferencia de prensa, la subsecretaria de Salud, Iris Cardona, también sostuvo que en unas cinco a seis semanas llegarán alrededor de 21,400 vacunas de Pfizer para continuar con la vacunación de personal médico.

“En dos semanas empieza la entrega de la segunda dosis para aquellos que han iniciado la vacunación y eso también sería el mismo número (30,225) que van a llegar a partir de las próximas dos semanas”, explicó.

Esta mañana, en una entrevista radial, Cardona anunció que se habían vacunado a sobre 30,000 personas y que ninguna había presentado efectos adversos.

De hecho, también había adelantado que cifras de vacunación estarían formando parte del informe diario sobre los datos de la pandemia que emite Salud.

De igual manera, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) anticipó que estará finalizando la autorización de emergencia para su uso en los Estados Unidos.

Al ser abordada sobre la cantidad de vacunas que se esperaban inicialmente, Cardona explicó que el factor limitante de la operación siempre fue la producción de la dosis.

“La compañía Pfizer ha hecho hincapié en que no tiene problemas de producción, sin embargo el ‘delivery’ ha sido un proceso complicado”, sostuvo la galena.

“El plan (de vacunación) no debe cambiar diametralmente. El plan va a continuar. Si se sostiene el suplido adecuado de vacunas, puede ser que me mueva hacia la derecha, una o dos semanas. Eso siempre lo habíamos pronosticado”, añadió.

Justifica orden de fases

Al ser cuestionada sobre la razón por la que algunos profesionales de primera necesidad serían vacunados antes que personas que con enfermedades crónicas, Cardona explicó que el proceso de vacunación tiene que tomar en consideración el marco conceptual ético.

"Yo podría decirte que quiero vacunar hoy 400,000 personas que viven con diabetes y tiene un riesgo de complicaciones, ¿pero dónde están? Pues vacunaré esa población cuando pueda asegurar ese suplido para que cada uno de estos pacientes pueda ir a su centro de atención a buscar la vacuna", dijo.

Según las fases de vacunación que suministró Salud, las primeras personas en recibir una dosis con aquellas que trabajan en hospitales, personal de salud pública, servicio de diálisis, personal de hospicios, y en la segunda entraría el personal de emergencias, seguido por aquellos en agencias gubernamentales como la Autoridad de Energía Eléctrica y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

Pacientes con enfermedades crónicas serían vacunados en la tercera fase.

Te puede interesar: