Una familia encuentra a un koala viviendo en su árbol de Navidad

Encontrarte a un koala como parte de la decoración de tu árbol de Navidad es algo que solo puede pasar en Australia.

Captura video

Cuando quieres decorar un árbol de Navidad, por lo general piensas en ornamentos más tradicionales como esferas, gorros de Santa Claus, pequeños regalos y guirnaldas. Pero esta familia en Australia tuvo un pequeño koala de invitado que decidió formar parte de la decoración navideña.

Amanda McCormick, residente del Valle de Coromandel, al sur de Australia, se sorprendió al ver a este visitante inusual aferrado al árbol dentro de su casa. Cuando llamó al 1300Koalaz, una organización local de rescate de koalas, los rescatistas pensaron que era una broma.

En declaraciones al portal CNN, Dee Hearne-Hello, fundadora de 1300Koalaz, dijo que, aunque no es extraño que los koalas entren en las casas, ciertamente no es un hecho cotidiano. Dee también dijo que las personas no deberían intentar hacerlos huir o correrlos ellos mismos de sus casas porque podrían volverse agresivos. “Tan lindos como se ven, tienen garras muy largas y dientes muy afilados, además de un mal carácter”, dijo.

También comentó que "los koalas son criaturas muy curiosas y si se presenta la oportunidad, investigarán". “Hemos rescatado koalas en gallineros, baños, inspecciones abiertas, cochecitos de niños, bicicletas, escobas, carros de juguete… pero un árbol de Navidad es una primicia para nosotros”.

El grupo de caridad que ha estado funcionando desde agosto del año pasado rescata y rehabilita a los koalas necesitados en Australia del Sur.

La matriarca de la familia no pudo contener para sí misma este loco suceso y decidió publicar un video en Instagram del koala aferrado al árbol de Navidad. La leyenda decía: “¡Mi nueva compañera, Daphne! Ojalá pudiera quedarme con ella".

"¿Qué estás haciendo en nuestro árbol? Perteneces afuera. Llamemos a la gente para rescatarte. No puedo creer que estés en nuestro árbol de Navidad. Esto es algo que no ves todos los días", dijo Amanda en el video.

Dee dijo que el koala era una hembra juvenil sana y que fue liberada del árbol de Navidad al exterior de la casa, que es un lugar adecuado para este tipo de animales.

La página de Facebook de 1300Koalaz también compartió imágenes del animal y escribió: “Es temporada para estar alegre. Koalalalala Lalalala", haciendo un juego de palabras con la famosa tonada navideña.

🎼Tis the season to be jolly
Koalalalala Lalalala 🎵

This evening our hotline operator took a call. …

Publicado por 1300Koalaz en Miércoles, 2 de diciembre de 2020

"Esta noche, nuestro operador de línea directa recibió una llamada. Al principio pensó que era víctima de una broma. Pero no, un koala desesperado por unirse al espíritu navideño había entrado en la casa de Amanda McCormick y decidió que quería ser el hada en el árbol de Navidad ", dijo 1300Koalaz en su publicación de Facebook.

Varias personas comentaron sobre la imagen y apreciaron los esfuerzos de la organización de rescate para liberar al pobre marsupial de manera segura. Casi todo el mundo estuvo de acuerdo en que era una linda foto.

Un usuario dijo que es fiel al espíritu navideño. "Feliz Navidad a todos los hermosos koalas", comentó una persona. Otra persona dijo que era la mejor decoración navideña que jamás había visto. Un usuario escribió: "Lo dejaría quedarse todo el tiempo que quisiera".

Arbol de Navidad El árbol de Navidad de esta familia sirvió como hogar para este pequeño koala

Los koalas son uno de los animales más famosos de Australia, pero las poblaciones están cada vez más amenazadas debido al impacto de los humanos. Los incendios forestales, la fragmentación del hábitat, las colisiones de vehículos y los ataques de perros, todos los cuales dañan a estos animales, han empeorado durante la última década.

Eso ha provocado una disminución de la población de especies y un aumento de las enfermedades entre los koalas, según una investigación publicada en la revista académica PLOS ONE a finales de octubre.

El número de koalas enfermos aumentó en el transcurso de 30 años, mientras que el número de los que podrían ser devueltos a la naturaleza disminuyó, según el estudio.

Te recomendamos en video