Como un cine en la casa: Pantallas de televisores cada vez son más grandes

En tiempos de pandemia, donde pasamos gran parte del tiempo en casa, son una propuesta interesante.

Captura

Las pantallas de 32 pulgadas fueron los LCD (en esa época) más comunes cuando las pantallas planas llegaron al mercado. Habían algunos modelos más pequeños (de 19″) y tener una de 43″ o 55″ era extraño. Pero a medida que la tecnología fue bajando de precio los modelos de 43″ y 55″ se masificaron. Hoy vemos modelos de 65″ o más.

La televisión más grande que hay actualmente en el mercado chileno es una Samsung de 85″. Es el modelo TU8000 Crystal UHD 4K Smart Tv 2020. ¿Vale la pena una pantalla tan grande? ¿Qué hay que tener en consideración? ¿Es una ventaja tener una televisión tan grande en casa?

Sensación de inmersión

Hablemos de la experiencia. Al tener un televisor grande, la sensación de inmersión "sentirte dentro del contenido" es más grande. Fernanda Iglesias, psicóloga de la Universidad Diego Portales nos explica que "si bien hay que tener cuidado con la exposición a la iluminación por tanto tiempo, al ser una pantalla grande, en algún minuto la persona percibe de menos manera lo que está alrededor y se concentra más en el contenido de la pantalla". "Si esto está acompañado por un buen equipo de sonido, la experiencia de conexión es aún mayor", señala.

inmersión

En este sentido, comenta la profesional, se recomiendan este "set" de pantalla grande y buen audio para, por ejemplo, disfrutar de una película o jugar algún videojuego. Sin embargo, "no lo consideraría por ejemplo, para ver el noticiario, porque es como cuando uno va al cine y sale con una sensación de que estuvo viajando, acá es lo mismo". Sin embargo, Iglesias apunta a que "hoy el televisor es la segunda pantalla, uno usa más el celular y el televisor precisamente es más para Netflix, películas o videojuegos, por lo que si creo que es una buena alternativa tener algo más inversivo. Cambia por completo la experiencia de ver televisión".

A mayor resolución (y mejor si tienen tecnología Crystal), mayor la sensación también. Aumenta el realismo.

Consideraciones de estructura, inversión y la cuenta de la luz

La mayoría de los nuevos modelos, para darle más estabilidad al televisor, vienen con dos "patas" como pedestal, y no con una central como en los modelos antiguos. Aunque hay algunas que están optando por una barra central alargada. ¿Por qué es relevante esto? Porque es algo a considerar a la hora de conseguir un mueble para instalar el televisor. Si la vas a instalar en la pared, el problema desaparece, pero si prefieres tenerla en un mueble (para esconder bien los cables), considera la distancia entre los soportes del televisor para elegir uno adecuado. Aunque, por ejemplo, el modelo TU8000 de Samsung, mencionado más atrás, pese a su gran tamaño, trae escondido el cable de corriente en uno de sus soportes. Gran acierto.

televisor

Sobre el campo visual, si bien a menor distancia aumenta la inmersión, la "calidad" de lo que estás viendo puede no ser la mejor si estás muy cerca. Distintos estudios, compartidos por medios internacionales especializados como Xataka, apuntan a que deben haber ciertas distancias entre tus ojos y el televisor según las pulgadas. Por ejemplo, para una TV de 65″ pulgadas recomiendan al menos 2,5 metros y para una de 75″ o más, de 2,9 metros hacia arriba.

Respecto a la cuenta de la luz, debes tener en cuenta que a mayor tamaño de la pantalla, el consumo también puede ser mayor. Por eso es importante que te fijes en el sello de consumo del televisor, y que éste sea idealmente A (y sus derivadas A+, A++, etc).

Invertir en una televisión grande

Como en todo catálogo de electrónica, opciones hay bastantes. En televisores grandes, puedes encontrar televisores de 58″ a 399.990, de 65″ desde los 500.000 aproximados hacia arriba. Este modelo, que te mencionamos de 85″ tiene un valor de 1.499.990 pesos, más elevado. Pero harto menor si consideras que, hay algunos años, habían televisores de 65″ que se acercaban a los dos millones de pesos.

Cabe destacar que, estar frente a un televisor de 65″ o 85″ llama la atención. Esto, porque las pulgadas se miden de manera diagonal, por lo que el campo que abarca la medida del televisor es bastante amplio. Fíjate en el sistema de audio que traiga el televisor. Por lo general los televisores planos no gozan de un gran sistema de audio (aunque hay excepciones). Lo ideal es que tenga una salida de audio óptico para que puedas conectarla a un equipo de alta fidelidad. Si te animas, tendrás un gran cine en casa.

Y por ahí viene el cyber monday.

Le podría interesar: