Hielos de manzanilla: Una opción natural para disminuir las imperfecciones de la piel

Descubre cómo a través de este método natural podrás mejorar la apariencia de tu rostro.

Pixabay

La manzanilla posee propiedades calmantes y antiflamatorias naturales que funcionan perfectamente en el organismo, de ahí que su uso medicinal sea altamente conocido por todos e incluso recomendado por los especialistas de la salud, sobre todo, para los tratamientos para prevenir la ansiedad.

Sin embargo, la efectividad de sus propiedades se ha diversificado hasta el ámbito de la belleza en el que es comúnmente utilizada esta planta para aliviar algunas alteraciones que puedan presentarse en la piel. Por eso, aquí te decimos cómo a través de unos hielos de manzanilla puedes diminuir las imperfecciones que puedes eliminar de forma natural y efectiva.

Beneficios de los hielos de manzanilla

Antes de explicar el paso a paso de este sencillo remedio cosmético natural, debes saber que a través de la aplicación de pequeñas dosis de manzanilla en la piel del rostro obtendrás los siguientes beneficios:

  • Su poder hipoalergénico ayuda a disminuir cualquier tipo de irritación en la piel.
  • Contiene antioxidantes esenciales para combatir los radicales libres, previniendo así el envejecimiento.
  • Es un excelente recurso para tratar las pieles sensibles o con acné debido a su poder antiflamatorio.
  • Calma y cura cualquier tipo de heridas producidas en la piel.

 

¿Cómo elaborar los hielos de manzanilla?

Este procedimiento es muy sencillo ya que solo necesitarás: 1 cucharada de flores de manzanilla y 1 taza de agua. Lo primero que debes hacer es: Calentar en una olla el agua y antes de que hierva incluye la manzanilla, deja cocinar por 10 minutos, cuela, deja que repose y vierte la infusión en una cubeta de hielo. Lleva al congelador hasta que se formen los cubitos. Una vez ya listos toma uno de ellos y envuélvelo en una toalla fina y apoya en la piel de tu rostro.

Puedes utilizarlos para:

  • Cerrar los poros.
  • Combatir el acné.
  • Mejorar la circulación de la sangre en tu rostro.
  • Tonificar y refrescar la piel.
  • Disminuir las ojeras.
  • Desinflamar el área de los ojos.
  • Brindar luminosidad a tu piel.

También puedes ver: