Cuando el estrés hace que sienta enojo todo el tiempo

El estrés puede causar estragos en el humor

En estos tiempo es difícil no perder la cabeza. Nos hemos visto rodeados de malas noticias y caos por todas partes y por si fuera poco, seguimos luchando con problemas personales que parecen no tener fin.  Seguramente en más de una ocasión has sentido que estallas de ira.

El estrés es inevitable frente a tantos estímulos negativos y una de las manifestaciones más comunes de este es la irritabilidad.

Los seres humanos tenemos la increíble capacidad de adaptarnos a las circunstancias y seguir adelante de una u otra forma pero cuando  el entorno se convierte en una bomba constante de tensiones, nos vemos sobrepasados, cayendo en el agotamiento emocional. De pronto, los efectos del estrés van más allá de lo mental y comienzan a manifestarse de maneras que podemos ver.

estres

Nuestras emociones son una montaña rusa: un momento nos sentimos felices en la cima y al llegamos al fondo, con el peor humor. Por lo general, es fácil reconocer qué es lo que provoca estos cambios súbitos de humor como un evento estresante en el trabajo. Pero tampoco es extraño que ocurran sin una causa obvia. Estos cambios pueden manifestarse en el transcurso de un día o incluso en un par de horas. ¡Los seres humanos somos tan cambiantes!

Cuando tu irritabilidad viene del estrés es importante aprender a detectar qué es lo que te está provocando tanta tensión. Piensa si estás viendo demasiadas malas noticias en el transcurso del día o si no estás durmiendo lo suficiente.

Todo es una cadena de causa-consecuencia.

Sí, el insomnio ha sido una constante en estos tiempos pero hay formas de hacer que empeore. Comienza adoptando una rutina en la que no veas contenidos violentos antes de dormir ni tampoco te enfoques en todo lo que hacen los demás en redes sociales. Un sueño de calidad hará que te sientas más tranquila al día siguiente.

estres

Reduce la cafeína y el alcohol. Las bebidas estimulantes son fuentes frecuentes de irritabilidad para muchas personas así que considera recorta su consumo.

Está bien evitar algunas conversaciones

Si bien es importante mantenerte informada, lo que sucede no tiene que ser un tema de conversación todo el tiempo. Seguramente tus chats de Whatsapp o el tiempo en familia se convertirá en un momento para debatir la situación. Está bien elegir no comprometerte a participar en ello si no lo deseas. Si algún tema te resulta estresante, es válido cambiarlo o simplemente decir "prefiero no hablar de esto".

Aprende a ver las cosas con otra perspectiva. Muchas veces creemos que tenemos la razón absoluta y cuando vemos que otros no siguen nuestra forma de ser o de hacer las cosas, nos sentimos frustrados e irritados. Tómate unos minutos para entender el panorama general y concéntrate en lo tuyo. Agradece lo que tienes y disfruta. No vivas la vida de los demás.

Está bien pedir ayuda

Si los cambios de humor son persistentes y te sientes sobrepasado por lo que sucede en tu entorno, quizá puedas considerar buscar ayuda profesional. Contrario a lo que muchos creen, un terapeuta  te ayudará a ver las cosas con mayor claridad y si hay algo más que tratar, podrá ayudarte de la mejor manera.

Le podría interesar: