Se apaga una de las voces de la alegría

Fallece el conocido artista Arturo “Tito” Bourasseau

El mundo del entretenimiento lamenta la partida del querido artista, Arturo “Tito” Bourasseau, quien falleció a sus 74 años este pasado martes de aparentes causas naturales. Así lo dio a conocer Daniel Romero, sobrino del conocido ventrílocuo.

Borasseau dio vida a un sinnúmero de personajes que marcaron el corazón de sus seguidores y deja un innegable legado en el pueblo puertorriqueño.

Don Tito, como se le conocía afectuosamente, puso por primera vez un muñeco en sus manos teniendo apenas ocho años, convirtiéndose con el paso del tiempo en uno de los más reconocidos ventrílocuos de la Isla. Fue fiel promotor del entretenimiento sano por más de cuatro décadas, realizando espectáculos y talleres educativos y culturales vestidos de humor y entretenimiento tanto en Puerto Rico como a nivel internacional.

Su compañero de aventuras, Macario, lo acompañó a varias escuelas de la Isla, con su habitual atuendo de marinero color azul y rojo, y botas. Un niño travieso de 7 años que deleitaba a todos con sus ocurrencias.

“El Gran Tito y sus Muñecos” participó en programas como “Hello WAPA”, “Super Sábados”, “Entre Amigos”, “La Casa de Maria Chuzema”, entre otros. A su vez, era usual verlo participar de fiestas de pueblo, llevando alegría a todo aquel que cruzara en su camino.

“Hay dos cosas que son medicina para el alma: la risa y el amor. Y nos toca llevarle eso a los pequeños. A esa edad es que nos forjamos como seres humanos y eso hay que tenerlo   presente”, subrayó en su página en la red social Facebook el ahora fenecido artista.

El talento de Bourasseau no conoció límites, fue también pintor y escultor. Muchas de sus obras se encuentran hoy en exhibición en varios museos y/o al cuidado de prominentes coleccionistas en la Isla y alrededor del mundo.

Por su compromiso con el pueblo, amor y dedicación, su familia desea que su recuerdo permanezca por siempre en los corazones de cada puertorriqueño y que su legado sea uno que perdure de generación en generación.

A Bourasseau le sobreviven su esposa, cinco hijos y dos sobrinos. Los actos fúnebres se realizarán de manera privada por motivo de la situación actual del COVID-19.

Don Tito mora ahora en el cielo en los brazos del Creador y seres queridos; pero por siempre en nuestros corazones.

Le podría interesar este video: