Estrellas apagadas por el COVID-19

Actores, diseñadores de moda y comediantes han muerto en los pasados días por la pandemia

Una diseñadora de modas que recorrió las pasarelas de París y Nueva York pero nunca dejó la República Dominicana. Un chico de Oklahoma que llegó a ser el cantante más festejado en la Nashville de los 90. Un humorista cuyo peculiar trío ayudó a crear una era dorada en la comedia británica. En esta nueva entrega de una serie, The Associated Press da una mirada a figuras prominentes de las artes, el espectáculo y la cultura fallecidas tras contraer el coronavirus.

JENNY POLANCO, DISEÑADORA DE MODAS, REPÚBLICA DOMINICANA

Jenny Polanco, una diseñadora de modas de la República Dominicana, presentó sus creaciones en las pasarelas de París y Nueva York durante casi 40 años.

Decía que la ropa, las joyas y los accesorios que creaba eran una fusión de moda de vanguardia con estilos caribeños y detalles dominicanos.

Polanco tenía varias boutiques en su país natal, donde buscaba encontrar y orientar a diseñadores emergentes.

Murió el 24 de marzo en un hospital en Santo Domingo, informó el ministro dominicano de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas. Tenía 62 años.

TIM BROOKE-TAYLOR, COMEDIANTE, INGLATERRA

El trío de comedia de Tim Brooke-Taylor, The Goodies, sirvió de inspiración para una generación de comediantes británicos.

Junto a sus compañeros Graeme Garden y Bill Oddie, Brooke-Taylor se especializaba en sketches ligeramente surrealistas que incorporaban ingenio visual con payasadas y canciones como “Funky Gibbon”, que llegó a las listas de popularidad del Reino Unido en 1975.

Su programa de TV “The Goodies”, que estuvo en el aire a lo largo de los 70, fue un éxito en Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda y tuvo seguidores de culto en muchos otros países. Se convirtió en parte de una era dorada de la comedia televisiva británica, junto con “Monty Python’s Flying Circus” y “Not the Nine O’Clock News”.

Durante más de 40 años, Brooke-Taylor fue también panelista en el programa de concurso de la BBC “I’m Sorry I Haven’t a Clue”.

El comediante Stephen Fry dijo en Twitter que Brooke-Taylor fue “un héroe desde que tengo uso de razón, y — en unas pocas ocasiones doradas — un colega y colaborador” que fue “amable, atento, chistoso, sabio, cálido, pero agudamente ocurrente cuando quería”.

Brooke-Taylor murió el 12 de abril en Londres, dijo su agente. Tenía 79 años.

MICHAEL SORKIN, ARQUITECTO Y TEÓRICO URBANO, ESTADOS UNIDOS

Michael Sorkin fue un valiente defensor de la sostenibilidad y la justicia social en la arquitectura y el planeamiento urbano.

Sorkin era arquitecto, pero era más conocido por sus escritos en libros y como crítico para publicaciones como The Village Voice y The Nation.

A menudo llamaba sus textos “arquitectura por otros medios”.

“Fue, desde cualquier punto de vista, el teórico radical más importante de la vida y la arquitectura citadina en el último medio siglo”, escribió el teórico urbano y autor Mike Davis, un pupilo de Sorkin, en The Nation.

Sorkin murió el 26 de marzo en un hospital en Nueva York, dijo su esposa, la teórica de cine Joan Copjec. Tenía 71 años.

VINCENT LIONTI, VIOLINISTA, ESTADOS UNIDOS

Vincent Lionti tocó el violín para la Orquesta de la Ópera Metropolitana durante 33 temporadas.

Fue suplente en la Filarmónica de Nueva York de 1981 a 1983 y miembro de la Orquesta Sinfónica de Detroit de 1983 a 1987. Fue director artístico del Memling Ensemble y miembro de la PBS All-Star Orchestra, el New England Baroque Soloists y la Westchester Camerata.

Su esposa, Kristin, fue asistente personal del diseñador dominicano Oscar de la Renta. Y su hijo Nicholas Lionti apareció como extra en la Met en producciones de “Nixon in China” y “Macbeth”.

Lionti murió el 4 de abril de complicaciones de coronavirus, dijo la compañía. Tenía 60 años.

JOE DIFFIE, CANTANTE COUNTRY, ESTADOS UNIDOS

Los 90 fueron tiempos de apogeo para la música country y para Joe Diffie.

El cantante nacido en Oklahoma trabajó grabado demos en Nashville en los 80 antes de conseguir su propio contrato discográfico en 1990.

La década que siguió sería especialmente buena para él, con exitosas baladas sobre la clase trabajadora y canciones coreadas en bares que incluyen “Home”, “Pickup Man”, “Honky Tonk Attitude”, “Prop Me Up Beside the Jukebox (If I Die)”, “If the Devil Danced (In Empty Pockets)” y “Bigger Than the Beatles”.

Diffie tuvo 18 sencillos en el Top 10 de la música country, y cinco de ellos llegaron al No. 1.

“Joe fue un verdadero héroe ‘honky tonk’ para todo artista country vivo hoy”, dijo el dúo Big & Rich en Twitter. “Nadie cantaba nuestra música mejor que él”.

Diffie murió el 29 de marzo en Nashville, dijo su publicista, Scott Adkins. Tenía 61 años.

ALLEN GARFIELD, ACTOR, ESTADOS UNIDOS

Allen Garfield fue un actor de carácter que logró capturar la atención de algunos de los directores más grandes del cine.

Francis Ford Coppola lo contrató para “The Conversation” (“La conversación”), Robert Altman para “Nashville” y Michael Ritchie para “The Candidate” (“El candidato”).

Tuvo papeles en “Bananas” (“La locura está de moda”) de Woody Allen, “The Front Page” (“Primera plana”) de Billy Wilder, “The Brink’s Job” (“El robo de Brinks”) de William Friedkin, y “The Stunt Man” (“Profesional del peligro”) de Richard Rush.

Coppola lo volvió a usar en “One From the Heart” (” Golpe al corazón”) y “The Cotton Club” (“Cotton Club”). Uno de los papeles más famosos de Garfield fue el de un furioso jefe de policía en “Beverly Hills Cop II” (“Un detective suelto en Hollywood II”) de 1987.

El autor Don Winslow calificó a Garfield “uno de esos actores no tan conocidos que hacen que aquello en lo que están sea mejor”.

Garfield era un boxeador de Guantes de Oro antes de pasar a ser periodista. Cubría deportes para el Star-Ledger de Nueva Jersey y tomaba clases de actuación por las noches, estudiando eventualmente bajo la tutela de Lee Strasberg.

Sufrió varios derrames cerebrales, incluyendo uno poco antes de filmar “The Ninth Gate” (“La última puerta”) de Roman Polanski en 1999, y uno en 2004 que lo llevó a mudarse a la Motion Picture Television Fund Home, una residencia para personas mayores de la industria hollywoodense.

Murió el 7 de abril en Los Ángeles, de acuerdo con su hermana, Lois Goorwitz. Tenía 80 años.

Te podría interesar: