Tres empleados de Able Sales arrojan positivo al Covid-19

Está es la más grande envasadora de azúcar granulada en la Isla que cuenta entre sus productos con Dulce Caña

En aras de robustecer aún más la seguridad de sus empleados, y sumado a los estándares de higiene y la reinvención en los protocolos operacionales establecidos Able Sales Company, una empresa familiar fundada por Don Álvaro Silva en el 1972 que se organiza para concentrarse en el negocio de la importación y envasado de azúcar en Puerto Rico, comenzó a administrar pruebas rápidas de COVID-19 a toda su plantilla de empleados de almacén y manufactura, las dos divisiones de la operación que se encuentran laborando presencialmente, aun cuando ningún empleado había presentado síntomas al momento.

Como resultado el pasado miércoles, 22 de abril, tres (3) de los empleados, uno en el área de almacén y dos en el área de la planta de manufactura, dieron positivo a la prueba rápida. Conforme al protocolo ya establecido, estos empleados fueron referidos a un laboratorio para realizarse la prueba molecular y así confirmar el resultado de la prueba rápida. Asimismo, los empleados fueron sometidos al protocolo de aislamiento en sus hogares a la espera de los resultados de la prueba molecular, los cuales deben estar listos entre este próximo lunes, 27, y martes, 28 de abril. Además, se identificaron otros empleados que han estado en contacto con los tres en referencia y, a pesar de estos haber arrojado un resultado negativo en las pruebas rápidas, se sometieron al protocolo de aislamiento preventivo y referido a pruebas moleculares.

“En respuesta a estos tres casos, hemos reforzado aún más las medidas se seguridad para toda nuestra plantilla de empleados que se encuentra laborando de manera presencial. Por ejemplo, se están realizando desinfecciones más robustas y con más frecuencia en las áreas de almacén y manufactura”, señaló Luis Silva, presidente de Able Sales Company, Inc.

Antes de que comenzar en la isla el período de cuarentena como resultado de la llegada del COVID-19, Able Sales ya había robustecido su protocolo de higiene existente, brindado materiales de protección y desinfectantes a todos empleados de almacén, producción, ventas y transportistas. Asimismo, desde ese momento, diariamente se toma la temperatura e identifican síntomas a cada persona, empleado o visitante, antes de entrar a las instalaciones, además de habilitar la operación del personal administrativo a una operación remota. Esto con el propósito de mitigar el riesgo de contagios entre todo el personal de la empresa.

En los próximos días, Able Sales comenzará con la segunda fase de pruebas rápidas de COVID-19 la cual incluye a todo su personal de ventas y de almacén en el área oeste. Estas y otras medidas implementadas persiguen conservar la confianza de los clientes y consumidores para así mantener una ininterrumpida cadena de suministros, esencial para la supervivencia de Puerto Rico.

Te podría interesar este video: