“Mrs. America” presenta lucha de las mujeres en los años 70

Los primeros tres episodios de la miniserie se estrenan el miércoles en Hulu

LOS ANGELES— “Mrs. America”, que dramatiza la lucha por la Enmienda por la Igualdad de Derechos entre hombres y mujeres en Estados Unidos que puso a una sorprendente y determinada opositora frente a un gran grupo de simpatizantes, es una maravilla de muchas maneras.

El impresionante elenco incluye a Cate Blanchett y Margo Martindale. La miniserie fue creada por una mujer, Dahvi Waller, y fue principalmente escrita y dirigida por mujeres. Muestra cómo la enmienda constitucional fue bloqueada al tiempo que dibuja don destreza los puntos generales y finos de Estados Unidos alrededor de 1970, cuando una esposa, como se ilustra en un momento asombroso, necesitaba de su esposo para poder obtener un crédito.

Otro logro es que mientras la historia tiene el impulso de Blanchett en el papel de la poderosa conservadora Phyllis Schlafly, la atención está puesta en las mujeres de color que lucharon por sus derechos civiles para hacer una “segunda ola” de feminismo de los 60 y 70 — sucesoras del movimiento de las sufragistas —para abordar los obstáculos que enfrentaron solas.

Gloria Steinem (Rose Byrne) y Betty Friedan (Tracey Ullman) son algunas de las luminarias del movimiento presentadas en “Mrs. America”, pero junto a ellas hay mujeres afroestadounidenses como la política pionera Shirley Chisholm y la activista agitadora y abogada Florynce “Flo” Kennedy, interpretadas respectivamente por Uzo Aduba y Niecy Nash.

Aunque Chisholm es conocida, “hay muchas Shirleys en el mundo de las que nunca hemos escuchado”, dijo Aduba. “Por eso es tan emocionante ver un proyecto como este que no sólo cuenta la historia de Shirley sino las de varias de esas mujeres cuyos nombres podría decirse que la mayoría de la gente no conoce”.

Chisholm fue la primera congresista afroestadounidense, la primera candidata de color de un partido grande en buscar la presidencia y la primera mujer demócrata en postularse. Se escucha fuerte y claro en el tercer episodio, que se desarrolla en la convención demócrata de 1972 y con las intrigas que ponen a Chisholm contra quienes deberían ser sus aliadas.

En una reveladora escena, Chisholm es presionada a retirarse de la contienda en favor del eventual nominado demócrata el senador George McGovern, mientras que la representante de Nueva York Bella Abzug (Martindale) la escarmienta por no conseguir luz verde para su campaña de parte de negociadores poderosos.

Aduba, quien ha ganado dos Emmy por “Orange Is the New Black”, cita la respuesta sucinta de Chisholm: “No llegué a ningún lado en esta vida esperando el permiso de alguien”.

Los primeros tres episodios de la miniserie se estrenan el miércoles en Hulu, la plataforma de streaming que ofrece series de FX y estrenos exclusivos como “Mrs. America”. Los próximos seis podrán verse semanalmente hasta el 27 de mayo, con un elenco que incluye a Sarah Paulson, Elizabeth Banks, John Slattery, James Marsden y Jeanne Tripplehorn.

Nash ("When They See Us", “Claws”) califica interpretar a una “heroína desconocida” como una bendición.

Kennedy era “absolutamente increíble, ¡y esa boca!”, dijo Nash, quien vio videos de ella en acción y los usó para darle forma a su actuación. “En el plató, dije ‘¿quieren que diga esas palabras, o quieren que hable como hablaba realmente esa mujer?’ Porque ella no tenía filtro”.

Una variedad de libros de Schlafly, Steinem y otras mujeres ayudaron “a crear esta visión muy investigada y clara de este periodo”, dijo la productora ejecutiva Stacey Sher durante una sesión de preguntas y respuestas con periodistas.

Hacer que la serie fuera incluyente, tanto dentro como fuera de la pantalla, era una prioridad, dijo la creadora y guionista Waller ("Mad Men", “Desperate Housewives”), quien también es productora ejecutiva.

“Siempre me pareció obvio que no puedes contar la historia de una segunda ola de feminismo sin contar la historia del feminismo intersectorial, así que obviamente teníamos que incluir a mujeres líderes de color”, dijo Waller. “La pregunta para mí era cómo hacer eso cuando quien te abre paso en la serie es Phyllis Schlafly?”.

Schlafly era una defensora de las medidas beligerantes y candidata republicana al Congreso que en la serie tiene la intención de descarrilar el pacto nuclear entre Estados Unidos y la Unión Soviética. La Enmienda por la Igualdad de Derechos entre hombres y mujeres, aprobada por el Congreso con el apoyo de ambos partidos y casi el número requerido de ratificaciones estatales, le llamó la atención a Schlafly. Ella argumentaba que subvertiría, no aseguraría, los derechos de las mujeres si ambos sexos pudieran formar parte de las Fuerzas Armadas, lo que pondría en riesgo la seguridad nacional.

Schlafly demostró ser una organizadora astuta de masas y defensora de su causa incluso ese a que la serie la presenta enfrentando el desprecio de los hombres que la subestiman.

Ella sólo debatió con oponentes blancos, dijo Waller, por lo que su arco político no se cruzó con el de Chisholm o el de otras mujeres de color retratadas en la serie, incluida la joven líder Audrey Rowe Colom (Melissa Joyner) y la activista y poeta Margaret Sloan-Hunter (Bria Henderson).

Con Chisholm, la manera de entrar fue “contar la historia del mundo de Phyllis y la historia del mundo de Shirley” así como su intersección temática “de mujeres, raza y poder”, dijo Waller.

El segundo episodio, titulado “Gloria”, es sobre Steinem pero también se enfoca en Sloan (cómo se le conocía entonces), quien era lesbiana, y la fundamental Conferencia Nacional de Mujeres de 1977 realizada en Houston, Texas. La reunión fue un punto que encendió “las tensiones sobre si incluir la raza y también los derechos gay en el movimiento de las mujeres”, dijo Waller.

Aunque le hubiera gustado hacer más episodios sobre otros líderes de color, espera que los espectadores se sientan inspirados a conocer más de sus vidas y sus logros. Y eso aplica también a Hollywood.

“Mrs. America” se esfuerza en resaltar a mujeres que no han sido suficientemente reconocidas “pero de ninguna manera lo abarca todo”, dijo. “Podría haber toda una serie sólo sobre Flo Kennedy, y espero que haya muchas producciones biográficas sobre Shirley Chisholm".

Te recomendamos: