¿Cómo limpiar las brochas de maquillaje en casa?

Esto es algo que puedes aprovechar para hacer

"¿Cómo limpiar las brochas de maquillaje en casa?" Es el título que aparece repetidas ocasiones en redes sociales pero que quizá necesitas saberlo de una manera práctica, sencilla y rápida. Esto es algo que puedes aprovechar para hacer en estos días de cuarentena obligatoria por la pandemia en el coronavirus.

Paso a paso de oro

  • Lo primero que debes hacer es limpiarlas con un paño seco. La idea es quitar los residuos de maquillaje que puedan tener.
  • Luego busca un bowl que no uses tanto y coloca agua potable natural (ni fría ni caliente) hasta la mitad. Añade dos gotitas del champú de tu preferencia (si tienes uno con PH neutro o sin parabenos muchísimo mejor). Si dispones, puedes agregarle cinco gotas de desmaquillante líquido o agua micelar. Después revuelve.
Paso 1 de cómo limpiar las brochas Paso 1 de cómo limpiar las brochas

 

  • Por el lado de los pelitos de la brocha introdúcela en el bowl que preparaste hasta que quede bien húmeda. Sácala del agua y comienza a frotar los pelitos de la brocha con la palma de tu mano. La idea es que salgan todos los restos de maquillaje.
2

 

  • Si está muy sucia, en lugar de la mano puedes usar una jabonera que tenga relieve o en el mejor de los casos un limpiador de brochas (si tienes).

 

3

 

Limpiador que se consigue en tiendas

 

  • Puedes repetir el procedimiento antes mencionado las veces que necesites hasta que salga todo el sucio. OJO pero debes hacerlo con delicadeza ya que puedes dañar la brocha.
  • Una vez que haya quedado bien limpia, retira el jabón con agua desde el grifo. Escúrrela y sécala con un paño totalmente limpio. Si puedes usar uno diferente al inicial, pues mejor.  Recuesta la brocha sobre este paño y déjala secar durante mínimo 24 horas.
4

 

Los NO al momento de limpiar las brochas

  • NO utilizar agua caliente para limpiar las brochas.
  • Evita el champú que tenga químicos o jabón de lavar los platos. Estos pueden ser muy fuertes y se dañarían las brochas.
  • Jamás prestes tus brochas a una amiga o un familiar, ya que no es para nada higiénico.
  • Si las brocha son de madera, no deberías mojarlas tanto por el mango.
  • Recuerda que las brochas deben lavarse como mínimo una vez al mes, ya que estas pueden proliferar bacterias.
  • Por nada del mundo las seques con una secadora de cabello.