Leo Fernández III: Tres décadas de dedicación a la televisión puertorriqueña

El "Paparazzi" falleció este domingo luego de estar en delicado estado de salud

facebook

La televisión puertorriqueña está de luto con el fallecimiento del periodista Leo Fernández III, quien luego de estar semanas en delicado estado de salud murió cerca de las 4:21 de la mañana de este domingo.

El reportero de 60 años había sufrido un fallo cardiaco el pasado lunes mientras trabajaba realizando una entrevista.

“Paparazzi” trabajó cerca de tres décadas como reportero de televisión desde programas como La Comay y Súper Xclusivo.

Su frase “soy prensa, demándame”, fue ampliamente reconocida en los medios y será la manera en que muchos lo recuerden.

Durante años, Fernández había luchado con condiciones cardiovasculares que comprometieron su salud.

El reportero era hijo de Leopoldo “Pucho” Fernández II, comediante cubado que desarrolló su carrera artística en Puerto Rico, siendo uno de sus shows más famosos el Barrio Cuatro Calles. Su abuelo Leopoldo Fernández también era comediante, conocido como Tres Patines.

La noticia de su fallecimiento fue confirmada por su familia a través de redes sociales.
“Lejos del mar de especulaciones sobre otro tipo de causas, dio su batalla lleno de tranquilidad, rodeado de su familia hasta el último momento.
Como familia deseamos agradecer a toda la administración y equipo médico del Hospital Auxilio Mutuo por todas las atenciones.A sus compañeros de la prensa, agradecemos el espacio que como familia nos han brindado, así como también el interés genuino sobre su salud durante este tiempo. También, queremos agradecer profundamente al pueblo de Puerto Rico que se ha desbordado en oraciones y muestras de apoyo con nosotros. En cierta medida ese cariño nos acompañó estos días tan difíciles”, escribieron.

Con la transparencia y accesibilidad que nos ha caracterizado como familia durante este proceso, deseamos informar el…

Posted by Leo Fernandez III on Sunday, January 26, 2020

Previo a su fallecimiento, mientras se encontraba recluido en el hospital Auxilio Mutuo, el Comisionado de la Policía de Puerto Rico, Henry Escalera, le otorgó el título de Coronel Honorífico de la Policía de Puerto Rico.

Personalidades y compañeros de trabajo se han expresado en solidaridad con la muerte del reportero.